Arte

Inicio Arquitectura, Roma Cloaca Máxima

Cloaca Máxima

Publicado por Laura Prieto Fernández

Son muchas las bellas obras de arte que el imperio romano nos ha legado, desde espléndidos templos como el Coliseo o el Panteón Romano a las esculturas más renombradas como el Augusto Prima Porta o el Marco Aurelio ecuestre. Sin embargo, somos herederos de Roma en muchos más aspectos que el arte, también nuestra lengua o nuestras leyes tienen una amplia raíz en la cultura romana. De la misma manera los romanos fueron grandes artífices del urbanismo y de hecho fueron ellos los que inventaron o más bien pusieron en uso, algunos elementos tan esenciales para las urbes como el sistema de alcantarillado.

images

La estrada de hoy, está precisamente dedicada a una de las mayores obras de ingeniería llevadas a cabo en la ciudad de Roma y sin duda alguna uno de los sistemas de alcantarillado más antiguo que ha llegado hasta nosotros, la conocida como Cloaca Máxima o Cloaca Principal, un intrincado sistema de alcantarillado que recogía las aguas residuales de la ciudad. Según las fuentes documentales halladas al respecto, la Cloaca Máxima debía de datar de en torno al año 600 a.C.; por aquel entonces reinaba en Roma Lucio Tarquino Prisco, quinto rey de Roma desde su fundación. Tarquino realizó importantes obras de ingeniería en la que por entonces se consagraba como una de las ciudades más concurridas del mundo entero: diseñó el trazado de la urbe según los campamentos militares, planteó la construcción de Foro, del Circo Máximo e incluso del Templo de Zeus en el Capitolio.

La Cloaca Máxima fue el resultado de las necesidades derivadas del aumento de población; por un lado, se hacía necesario eliminar las aguas residuales de la gran ciudad a la vez que desde hacía tiempo se planteaba la necesidad de evacuar al río Tíber el arroyo que a menudo se desbordaba e inundaba los terrenos más próximos a la urbe.

El tramo principal de la cloaca discurre desde el nordeste al sureste atravesando el Foro pero éste se ramifica y bifurca por toda la ciudad llegando a ocupar más de seiscientos metros de longitud y unos cinco o seis metros de anchura como media de todo el conjunto. En su construcción intervinieron numerosos arquitectos etrusco, no debemos olvidar que los romanos se vieron fuertemente influenciados por este pueblo, así como numeroso trabajadores y esclavos procedentes de los estratos más bajos de la sociedad.

A lo largo del recorrido se pueden apreciar diferentes técnicas constructivas en función de la época en la que la cloaca fue construida o restaurada, ya que su funcionamiento se dilató durante muchos años en la historia de Roma.

Categorías: Arquitectura, Roma