Arte

Inicio Arquitectura, Gótica Iglesia de San Sebaldo de Nuremberg

Iglesia de San Sebaldo de Nuremberg

Publicado por A. Cerra

Durante los años del arte Gótico en Alemania abundaron las iglesias que se construyeron siguiendo el patrón de las llamadas “hallenkircke”, o sea, iglesias con planta de salón, en las que había diferentes naves que tenían la misma altura y de hecho por momentos se podía perder la idea de un sentido direccional, ya que por regla general en las iglesias siempre hay una idea de dirigirse hacia el altar mayor.

Iglesia de San Sebaldo de Nuremberg

Pues bien, uno de los más magníficos ejemplos de esta concepción arquitectónica se puede ver en iglesia de San Sebaldo de la ciudad alemana de Nuremberg, especialmente por el añadido que se le hizo entre los años 1361 y 1372 para dotar del gran salón del coro.

El resultado final es el de un espacio interno de lo más fluido, sin olvidar su claro valor ornamental, ya que este salón parece como un enorme dosel, un espacio cubierto que invita simplemente a quedarse y contemplarlo, sin que sea necesario dirigirse a ningún otro lugar dentro del edificio.

Es de admirar los pilares que sostienen toda la construcción, los cuales parecen ser el resultado de un cuantioso haz de fustes que son el sostén de las numerosas nervaduras que se ven en las bóvedas de la cubierta. De esta manera esos fustes y sus prolongaciones en el techo, simulan con un movimiento continuado que discurre por todo el espacio interno.

En los diferentes territorios de Alemania este concepto de la arquitectura gótica tuvo mucho más éxito que el estilo francés que representaban los grandes templos como las catedrales de Reims o Notre Dame de París. Si bien es cierto, que la gran construcción del gótico alemán se inspiró en las formas francesas. Estamos hablando de la gigantesca Catedral de Colonia.

Pero como decimos fueron más exitosas las ideas de las hallenkirche. De hecho, este templo de Nuremberg, el más antiguo de la ciudad ya se originó en el siglo XIII con unas formas claramente románicas. Sin embargo, pasado el tiempo fue completamente remozado en el año 1361, momento en el que se construyó este salón del coro, donde antes se encontraba el transepto de la iglesia.

A modo de curiosidad deberíamos decir que en esta iglesia de Nuremberg fue bautizado y también contrajo matrimonio uno de los más grandes pintores de la historia del arte alemán y europeo. Se trata de Albert Durero que nació en Nuremberg en el año 1471, y que murió en la misma ciudad en 1528.

Categorías: Arquitectura, Gótica