Arte

Inicio Arquitectura, Bizantina, Etnias Mausoleo de Teodorico

Mausoleo de Teodorico

Publicado por Laura Prieto Fernández

Situado a las afueras de la ciudad italiana de Rávena el Mausoleo de Teodorico se ha convertido en la construcción funeraria más característica del pueblo ostrogodo. Fue el propio Teodorico el Grande quién mandó levantar la construcción poco antes de su fallecimiento, en torno al año 520 d. C.

El monumento funerario fue construido en grandísimos sillares de piedra blanquecina traída de Istra y no en ladrillo como era costumbre entre las construcciones de la época. La obra se puede situar a medio camino entre las construcciones romanas y paleocristianas, de hecho vemos como el mausoleo de Teodorico está fuertemente influenciado por otro mausoleo, el que emperador romano Augusto mandó construir para él mismo en Roma en torno al año 29 a.C.

Mausoleo de Teodorico1[1]

Teodorico planteó un proyecto dividido en dos plantas de distinta altura, la planta inferior estaría dedicada a funciones de tipo religioso, ceremoniales, mientras el piso superior era donde realmente descansaban los restos mortales del emperador.

En planta el edificio presenta una estructura decagonal en el exterior y una planta circular al interior tanto en el piso bajo como el en alto; en la planta baja se abren alrededor de todo el perímetro pequeñas capillas que profundizan en el paramento del muro con forma de cruz. En el interior del piso superior se encontraba una tumba circular realizada en piedra rojiza de pórfido y los restos del difunto Teodorico hoy ya desaparecidos, según la descripción de diversas fuentes bibliográficas –Alberti, Muratori…- se encontraba en el interior de una pequeña urna que se levantaba sobre cuatro columnillas y era el centro de la falta cúpula que corona el edificio.

Al exterior vemos un edificio de dos pisos con la zona superior más pequeña; abajo el edificio aparece rodeado por una arquería de arcos de medio punto levantados sobre gruesos pilares, el acceso al interior se realiza a través de una pequeña puerta adintelada. La zona superior aparece retranqueada y precedida de una sencilla balaustrada añadida con posterioridad.

Pero sin lugar a dudas, lo más destacable del Mausoleo es la falsa cúpula que sirve de cubrición realizada en piedra de Aurisina, esta cúpula es en realidad una pesada losa de casi 300 toneladas de peso que posee un diámetro de once metros. Al exterior vemos en la cúpula pequeños asaderos rectangulares que originalmente se hallaban coronados por las esculturas en bronce de once apóstoles, única decoración figurativa en todo el conjunto. En el arranque d la cúpula a modo de pequeño tambor, aparece una banda decorada con motivos geométricos, a tenaza, que está fuertemente influenciada por la orfebrería goda.

El Mausoleo de Teodorico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996 el mismo año que otras siete obras más bajo la calificación de <> pero además éste, es el único ejemplo de tumba de un rey godo que ha llegado hasta nuestros días en un relativo buen estado de conservación pese a los saqueos sufridos por los bizantinos.

Categorías: Arquitectura, Bizantina, Etnias