Arte

Inicio Arquitectura, Islámica Mezquita del Shah en Isfahán

Mezquita del Shah en Isfahán

Publicado por A. Cerra

Estamos ante uno de los grandes edificios que nos legó el importante Imperio Persa. En este caso se trata de la Mezquita del Shah ubicada en Isfahán, la tercera ciudad de Irán.

Un templo islámico se comenzó a levantar en el año 1.612 y no se concluyó hasta el 1.630. Todo ello dentro del periodo Safávida y durante el reinado del Sha Abbas I.

Mezquita del Shah

Mezquita del Shah

Sus dimensiones son de unos 100 metros de largo por 130 de ancho. Además posee unos minaretes que alcanzan una altura de 42 metros, los cuales flanquean la cúpula central que aún es mayor (52 metros). Es decir, unas medidas que la convierten en la mezquita más grande de Isfahán, una ciudad monumental y en la que también se encuentra la mezquita del Jeque Lotf Allah, que de hecho es un oratorio contemporáneo mandado construir por el propio Abbas I en la misma plaza que la gran mezquita. Por cierto, esta plaza de Naghsh-i Jahan es una de las más grandes del mundo y también una de las más monumentales.

Gran cúpula de la Mezquita del Shah

Gran cúpula de la Mezquita del Shah

Pero además de por su tamaño, la Mezquita del Shah destaca por su color azul, presente en casi todo el exterior, desde la gran puerta de entrada hasta la cúpula o los minaretes. Un color azul conseguido a partir de un delicado trabajo de azulejos que casi se convierten en mosaicos.

Azulejos de la Mezquita del Shah

Azulejos de la Mezquita del Shah

Además en el interior del templo se acumulan los elementos decorativos en forma de pinturas antiguos, verdaderos mosaicos y diversos elementos ornamentales.

El lujo y la elegancia de este edificio es propio del momento de máximo esplendor del Imperio Persa, del cual Isfahán era la capital, cuyo nombre por aquel entonces era: Nesfe Jahan, o lo que es lo mismo: “el centro del mundo”.

Iwan en la Mezquita del Shah

Iwan en la Mezquita del Shah

En la Mezquita del Shah se puede apreciar uno de los elementos claves de la arquitectura persa. Hablamos del “iwan” o lo que es lo mismo un espacio cubierto por una cúpula pero que en uno de sus 4 lados está completamente abierta. De hecho, todo el patio de la mezquita está rodeada por arcadas y cada uno de sus cuatro lados destaca uno de estos iwan, que se convierten en una especie de monumentales accesos.

Categorías: Arquitectura, Islámica