Arte

Inicio Arquitectura, Escultura, Etnias Naqsh e Rostam

Naqsh e Rostam

Publicado por Laura Prieto Fernández

Naqsh e Rostam también conocido como el Retrato de Rostam son un conjunto de tumbas localizadas a unos tres kilómetros de la ciudad de Persépolis en el país de Irán. El conjunto arqueológico es uno de los más importantes hallados hasta el momento, en él se han encontrado los únicos enterramientos reales del periodo aqueménides del arte persa.
Su nombre, Retrato de Rostam, se debe a que los persas pensaban que algunos de los bajorrelieves que decoraban las tumbas representaban al héroe Rostam, protagonista de numerosas historias en la mitología persa escrita por Ferdousí en el Shahnameh.

900px-Naghshe_Rostam_ZPan

Naqsh e Rostam se encuentra en un gran desfiladero, el conjunto está formado por diversas tumbas reales excavadas en la piedra y pequeñas construcciones independientes. En el frente de una gran pared rocosa aparece excavadas cuatro tumbas reales, en el centro la de Darío I – la única que está identificada- y flanqueando a ésta las tumbas de Jerjes, Artajerjes y Darío II. En la falda trasera de la montaña aparecen otras tres tumbas, la de Artajerjes II, Artajerjes III y la del último rey aqueménide, Darío III que fue vencido por Alejandro Magno.

Los enterramientos persas están estrechamente ligados a los hipogeos egipcios, son tumbas excavadas en una pared rocosa cuya entrada tiene forma cruciforme y aparece rodeada de bajorrelieves de gran calidad técnica, se cree que el travesaño horizontal que forma la cruz haría referencia al palacio real de Persépolis. El acceso al interior se realizaba desde el centro de la sección cruciforme y en él se encuentra una pequeña cámara que albergaba los restos mortales de los monarcas.

Sin duda la tumba atribuida a Darío I es la mejor de todo el conjunto; en ella una complicada inscripción parece hacer referencia al rey y en la entrada aparecen cuatro columnas con personajes dispuestos en friso y el monarca ante un altar.
En conjunto los relieves de todas las tumbas representan diferentes victorias de los monarcas persas a lo largo de la historia, se puede observar las victorias de Sapor I sobre los romanos, o grandes momentos de la dinastía aqueménida y sasánida.

Frente a la pared rocosa se encuentra una construcción independiente pero que formaría parte del mismo conjunto, se ha identificado como un altar para las ofrendas y ritos funerarios y se conoce como Ka´ba-i-Zartosht. Parece ser que la construcción dataría del V a.C. y seguiría los modelos constructivos desarrollados en Pasargadas; según inscripciones de la época es muy posible que la construcción se utilizara como un altar que albergara en su interior una llama permanente en recuerdo a los difuntos. El Ka´ba-i-Zartosht es una construcción rectangular y elevada cuyo acceso se realiza a través de unas escaleras, las paredes exteriores aparecían decoradas con relieves y horadadas por pequeños vanos rectangulares.

Naqsh e Rostam es uno de los sitios arqueológicos más conocidos de Irán sin embargo en la actualidad su estado de conservación es precario, ya con la conquista de Alejandro Magno y el fin del imperio los enterramientos sufrieron numerosos expolios.

Categorías: Arquitectura, Escultura, Etnias