Arte

Inicio Arquitectura, Modernista Otto Wagner: de la tradición al modernismo

Otto Wagner: de la tradición al modernismo

Publicado por Laura Prieto Fernández

Otto Koloman Wagner más conocido por nosotros como Otto Wagner fue uno de los arquitectos más conocidos e innovadores de Austria. Nació en 1841 en la ciudad de Viena y comenzó sus estudios en Technische Hochschule para pasar posteriormente a la Escuela de Arquitectura de la Academia de Viena.

Austria por aquel entonces daba los primeros pasos en la Monarquía Dual, la creación de una coalición junto a Hungría que les permitía hacer frente a potencias europeas de la talla de Italia. Con la idea de asentar una base histórica sólida entre los dos países, el arte en general y la arquitectura en particular se encauzaron hacia el propagandismo con el fin de otorgar una idea de grandiosidad y prosperidad al país. Quizás sea este contexto histórico el que hizo que la obra Wagner se viese fuertemente vinculadas a la estética clasicista más en concreto con la tendencia Neo-Renacentista. En esta primera época sus obras están basadas en la proporción y sobriedad, donde los elementos decorativos estaban supeditados a las formas constructivas.

otto-wagner

En 1879 el arquitecto austriaco recibe un importante encargo, la construcción del decorado que debía ornamentar las bodas de plata del emperador Francisco Jose I que le sirvió para situarse en una posición privilegiada y ganar el favor, no sólo del emperador sino de toda la alta sociedad.

A principios de la década de los noventa el arquitecto realizó los planos para la ampliación de la ciudad de Viena, pero su proyecto tan sólo fue ejecutado en el área metropolitana de la ciudad. En 1894 fue nombrado profesor de la Academia de Bellas de Artes de Viena y fruto de la libertad que le otorgó el cargo su arquitectura comenzó a evolucionar hacia las formas modernistas, el Jugendstil ya era perceptible en alguna de sus obras anteriores pero a partir de este momento el artista será un férreo defensor de las ideas de la Sezesión Vienesa en la cual se postuló como el maestro de grandes artistas como Adolf Loos o Josef Hoffmann.

020196

Entre las primeras construcciones con incorporaciones modernistas podemos destacar la Majolilahaus levantada en 1899, si bien el grueso del edificio aún pertenece a la estética Neo-Renacentista (formas puras, líneas rectas, simetría…) la destacada decoración floral de su fachada ya anuncia las nuevas ideas del Art Nouveau.

Más puramente modernista son las Estaciones de metro de la ciudad de Viena, en ellas el arquitecto lleva a cabo la que, a partir de ahora será una de sus máximas premisas, la evolución de la arquitectura como un reflejo de la sociedad cambiante en la que ésta florece y se desarrolla. Las Estaciones combinan a la perfección la funcionalidad con la estética modernista de la Sezesión. Además en su construcción se aprecia el uso de los nuevos materiales que le otorgan modernidad y evocaciones industriales que se combinan con una ciudad decoración.

Wagner murió en su Viena natal en 1918 pero su contribución, tanto teórica como práctica, a la arquitectura austriaca fue inigualable y ejerció una fuerte influencia sobre los nuevos arquitectos de su época.

Categorías: Arquitectura, Modernista