Arte

Inicio Egipto, Escultura Estelas egipcias

Estelas egipcias

Publicado por Laura Prieto Fernández

Cuando estudiamos una cultura antigua, toda fuente de información que nos permita conocer parte de esa cultura se convierte en una pieza de gran valor pero más aún cuando estas piezas nos permiten conocer no sólo datos sino la forma de pensar de una civilización tan antigua como la egipcia. Durante muchos años la civilización egipcia ha fascinado a historiadores y arqueólogos de todos los tiempos, quizás por ello conocemos tantos datos acerca de esta antiquísima cultura y sin embargo debemos señalar como aún a día de hoy hay muchos misterios que escapan de nuestra comprensión.

merneptah_israel_stele_cairo

En este sentido, las estelas egipcias halladas a lo largo de la historia han arrojado numerosísimos datos acerca de la cultura que las vio nacer. Cuando nos referimos a una estela, estamos hablando de una pieza de piedra que se levanta sobre el suelo y que puede tener tanto una función de conmemoración funeraria, religiosa o simplemente histórica. En Egipto se han hallado numerosas estelas pero aquí tan sólo analizaremos algunas de ellas.

Así por ejemplo podemos hablar de la Estela de la victoria también conocida como Estela de Israel; se trata de una piedra de granito grisácea que data del siglo III a.C. Se sabe que la pieza fue levantada por el faraón Amenhotep III y más tarde fue inscrita en su reverso Merneptah; es precisamente esta inscripción la que hace que la pieza haya adquirido una gran relevancia ya que en su inscripción es la primera vez que aparece una mención al pueblo israelí como tal. La pieza fue descubierta a finales del siglo XIX y como en el resto de estalas egipcias debemos señalar que, las inscripciones que figuran grabadas son referentes a hechos históricos y por tanto reales.

Una de las estelas más originales se trata de la Estela de Taesjeret, una pieza única ya que no se encuentra tallada en piedra sino que ha sido labrada en madera entre los años 950 y 900 a.C. perteneciendo por tanto al periodo de la XXII Dinastía. La pieza que en la actualidad se conserva en el Museo Nacional Arqueológico de Madrid cuenta con una representación de Taesjeret ante el dios Horus pintada en estuco sobre la propia madera, también se puede apreciar inscripciones religiosas que se refieren al dios Atum y Path.

La última de las estelas que aquí analizaremos se trata de la Piedra de Palermo –una pieza muy similar a la conocida piedra Rosseta, la estela egipcia más reseñable- tallada en piedra diorita y que presenta tres registros distintos: un primer registro en el que se menciona al faraón, una segunda parte en la que se hace mención a algunos de los acontecimientos de la época y por último en el tercer registro se apunta al nivel del río Nilo durante esta época; un hecho que nos señala la importancia que el río tenía para los egipcios.
200px-pietra_di_palermo_geroglifici_1

Categorías: Egipto, Escultura