Arte

Inicio Escultura, Neoclásica Fuentes de Neptuno y Cibeles en Madrid

Fuentes de Neptuno y Cibeles en Madrid

Publicado por A. Cerra

Estas dos son las fuentes más populares y famosas de la capital de España, y representan la zona en la que se expansionó Madrid hacia finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. De hecho, estas dos fuentes de carácter escultórico y monumental se realizaron entre los años 1780 y 1786. Una época que coincidió con el desarrollo del arte neoclásico, y en la que destacó en España el arquitecto Ventura Rodíguez, el cual intervino activamente en la creación, diseño y colocación de las dos obras.

Fuente de Neptuno

Fuente de Neptuno

Ambas se complementan, ya que representan al dios del mar y a la diosa de la tierra, y ambas se encuentran en el actual Paseo del Prado, una zona que se concibió como el Salón del Prado y cuyo edificio más emblemático es el antiguo Gabinete de Historia Natural de Juan de Villanueva, el cual hoy en día es una de las pinacotecas más importantes del mundo: el Museo del Prado.

Hay que decir que en la actualidad las dos fuentes se encuentras emplazadas de un modo diferente al original. Y es que en el siglo XX el arquitecto Fernando García Mercadal recibió el encargo de alzarlas sobre un podio, de manera que se cambió su perspectiva, dándoles una altura mayor.

La Fuente de Neptuno es obra del escultor Juan Pascual de Mena. En ella vemos al dios marítimo montado en un carro tirado por tritones. Un tema muy habitual en el Neoclasicismo hispano, aunque el tratamiento estético en este caso y su dinamismo todavía tienen mucho del arte barroco anterior. Especialmente por su teatralidad o los ropajes de los más ondulantes que inmediatamente se pueden relacionar con las grandes obras escultóricas de Bernini (el cual por cierto también hizo su propia interpretación de este personaje mitológico en Neptuno y el Tritón.

Fuente de Cibeles

Fuente de Cibeles

Y respecto a la Fuente de Cibeles, en este caso estamos ante una obra del escultor Francisco Gutiérrez en colaboración con Roberto Michel que realizó los leones que tiran del carro de la diosa. Este dúo de artistas, Gutiérrez y Michel colaboraron posteriormente en otras creaciones oficiales de la época, como por ejemplo la decoración de la Puerta de Alcalá, diseñada por el arquitecto italiano Sabatini.

En la representación de la diosa, vemos una pose muy pausada, muy clásica. Y llama la atención el tocado con almenas que lleva sobre la cabeza. Algo que simboliza su carácter protector, ya que en este tiempo Cibeles también se entendía como una divinidad protectora de las ciudades.

Categorías: Escultura, Neoclásica