Arte

Inicio Barroca, Escultura La Oración en el Huerto de Salzillo

La Oración en el Huerto de Salzillo

Publicado por A. Cerra

Este es uno de los más famosos pasos procesionales que realizó en el escultor español del Barroco, Francisco Salzillo. De hecho, el paso de la Oración en el Huerto forma parte de la llamada Procesión de los Salzillos que se celebra el viernes santo en Murcia, ciudad donde nació el artista, y para la que realizó prácticamente toda su obra.

Oración en el huerto de Salzillo

Oración en el huerto de Salzillo

De hecho, salvo algún encargo en localidades próximas a Murcia, Salzillo tan apenas salió de esta ciudad durante toda su vida (1707 – 1783). Por esa razón casi toda su ingente obra escultórica se encuentra aquí, repartida entre el museo que lleva su nombre: Museo Salzillo y las distintas iglesias murcianas donde se acumulan sus imágenes y pasos procesionales.

Y es que su estilo caracterizado por un lenguaje plástico fácil de leer, donde destacan su policromía y las veladuras hizo que no le faltaran encargos a lo largo de toda su vida. De hecho, se estima que realizó miles de obras, siempre religiosas, y obviamente para una producción tan enorme contaba con un amplio taller de aprendices y oficiales que trabajaban siguiendo las normas del maestro.

Incluso se habla de una Escuela Murciana de Escultura que él creó, y no solo con su taller sino también con su intento de dar una formación académica a los artistas. De esta forma el estilo y la iconografía de Salzillo han permanecido durante siglos en el arte religioso.

Casi todas sus obras las ejecutó en madera policromada, y en ella se pueden diferentes influencias, si bien hay algunas que predominan. Hay que tener en cuenta que el padre de Salzillo fue un escultor italiano que se instaló en Murcia, por lo que está claro que le hizo conocer las obras de Bernini, por ejemplo, y otros representantes del arte barroco transalpino como puede ser Andrea Bolgi. A los que conocería mediante estampas y grabados.

Aunque otra influencia muy importante fue el arte del escultor francés Antonio Dupar, que igualmente se había establecido en la capital murciana en el siglo XVIII. Sin olvidar, la tradición imaginera española, si bien es cierto que dentro de la época barroca, la escultura española tendría como máxima figura al propio Francisco Salzillo.

Y un buen ejemplo de ello es este paso de la Oración en el Huerto que talló en 1754. Aquí se pueden ver algunas de las características emblemáticas de su arte, como es el tallado final a cincel en partes como los cabellos de los personajes o el labrado con estrías muy finas.

Esto en cuanto a la técnica, ya que lo más característico de su arte, es que en este tipo de obras ideadas para sacarlas en procesión y provocar la emoción de la población durante los pasos de Semana Santa, paradójicamente Salzillo no se ceba en el dramatismo de sus escenas, lo cual sería además muy propio de la teatralidad del arte barroco ya muy avanzado. Él en cambio opta por una mayor naturalidad en algunos momentos, mientras que en otros no duda en recurrir a unos personajes de una belleza ideal.

De todo ello es muestra esta obra que en realidad se compone de dos grupos. Por un lado un ángel que está sosteniendo a Jesús, y por la otra, tres de los Apóstoles que duermen mientras ocurre la escena: San Juan, San Pedro y Santiago.

Categorías: Barroca, Escultura