Arte

Inicio Escultura, Renacimiento San Lucas, Giambologna

San Lucas, Giambologna

Publicado por Laura Prieto Fernández

La iglesia florentina de Orsanmichele es una de las más llamativas de la ciudad ya que en origen -allá por el año 1337- el templo se levantó como una logia o mercado y no fue hasta 1380 cuando adquirió su condición de templo que aún hoy conserva. Fue entonces, cuando se decidió qué, los mismos gremios que habían fundado la iglesia y anteriormente el mercado, subvencionaran la decoración exterior del templo. Para ello se llamó a un buen número de escultores que hicieron nada menos que catorce esculturas exentas con las que decorar los nichos de la fachada de la nueva iglesia. De esta manera el templo de Orsanchele adquirió una gran fama y en sus hornacinas exteriores descansan obras de los mejores escultores de la época; precisamente, la obra que analizamos aquí es una de las esculturas que adornaban los nichos de Sanmichele, la escultura de San Lucas realizada por el artista Giambologna o Juan de Bolonia.

Giambologna (1529 – 1608) está considerado como una de las figuras claves es la escultura manierista ya que su estilo, a medio camino entre Miguel Ángel y Bernini, era único y personal. Pese a ser de origen francés, el artista pasó la mayor parte de su vida en Italia donde trabajó para las familias más importantes de su época, en especial para los Médicis quienes se convirtieron en sus benefactores.

Entre 1597 y 1602 Giambologna recibió el encargo por parte del gremio de Jueces y Notarios de realizar una escultura que representase a San Lucas para uno de los chicos del templo que en origen había ocupado otro san Lucas -realizado en mármol- de Nicolo di Pietro Lamberti y que hoy descansa en el Museo Bargello. En un primer momento, el encargo debía de ser realizado por Stoldo Lorenzi sin embargo, cuando éste falleció en 1582 tan sólo había elegido el material para llevar a cabo la obra, un gran bloque de mármol que descansaba en su taller. Cuando la obra pasó a Giambolgna se decidió que en lugar de mármol había que utilizar bronce.

La pieza tardó en realizarse más de veinte años y no fue entregada hasta 1602 ya que los encargos de la familia Médicis ocupaban la agenda del artista. Pese a las limitaciones de espacio que el hueco del nicho imponía al artista, éste supo crear una escultura completamente manierista, con mucho movimiento. San Lucas está representado como un hombre de edad madura y barbado, con una postura de giro hacia la izquierda que nos remite al famoso David de Miguel Ángel.

Categorías: Escultura, Renacimiento