Arte

Inicio Etnias Arte Indio (II parte)

Arte Indio (II parte)

Publicado por Laura Prieto Fernández

De entre las diversas manifestaciones artísticas la escultura siempre ha tenido un papel fundamental en el arte indio ya que se consideraba como la disciplina que mejor podía representar los valores de la cultura y religión india con mayor veracidad, quizás por ello la escultura ha tenido un especial desarrollo en el campo de las artes plásticas a lo largo de los distintos periodos del arte indio.
De la época prehistórica se han hallado pinturas rupestres que siguen la misma línea que las que han sido encontradas en el continente europeo, pinturas de carácter mágico o ritual con representaciones esquemáticas de animales o personas con las que, entre otras cosas, se trataba de favorecer la caza de los pueblos primitivos. Así destacan algunos hallazgos como las cuevas Bhimbetka que datan de en torno al año 7000 a.C. y que en el 2003 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

800px-Sanchi_Stupa_from_Eastern_gate,_Madhya_Pradesh

Parece ser, que a zona del valle del Indo fueron unas tierras prósperas en las que además se desarrolló un importante comercio; en este territorio se han realizado múltiples excavaciones que han sacado a la luz los restos de antiguas ciudades con un gran grado de desarrollo –contaban con un sistema de alcantarillado, palacios, templos…- De esta misma época son las esculturas realizadas en barro, terracota o incluso bronce, que representan elementos sexuales vinculados con la fertilidad así como otros elementos animales.

Fue en la época de Alejandro Magno (en torno al año 325 a.C.) cuando la cultura india adquirió algunas de las influencias del arte occidental, este periodo es conocido como periodo grecobudista54 y a la influencia de occidente también se sumó la estrecha relación con la cultura persa que también dejó su impronta en este periodo. De esta etapa destacan las construcciones religiosas ya sean de carácter monástico o los santuarios conocidos como Stupas que no era sino una especie de túmulo excavado en la piedra con cúpulas semicirculares a modo de cerramiento y cuyo interior se fue haciendo cada vez más complejo.

Entre los siglos I y IV d.C. se estableció en el curso alto del río Ganges una importante escuela artística que difundiría los principios estilísticos por todo el territorio, lamentablemente las invasiones posteriores hicieron que gran parte de este material se haya perdido, pero algunos de los conservados –como por ejemplo un pequeño ajuar conformado por figurillas de marfil-nos habla de la calidad técnica y estética de estas producciones.

En los siglos posteriores y hasta bien entrado el siglo IX apareció el arte gupta, quizás el prototipo de arte indio en esta época. Los edificios excavados en la roca comienzan a tener mayor desarrollo, incluso en un formato más vertical y la representación de la figura humana cobra una especial importancia. El arte hindú adquiere un carácter personal y muy consolidado con construcciones como las de Ellora, donde encontramos algunas de las grutas budistas más antiguas que datan de 750. Especial atención merece en este lugar el  templo de Kailāsanātha.

Categorías: Etnias