Arte

Inicio General, Pintura, Románico Beatos mozárabes (II)

Beatos mozárabes (II)

Publicado por Laura Prieto Fernández

De entre la treintena de beatos mozárabes que han llegado hasta nuestros días, debemos destacar algunas piezas significativas como por ejemplo:

El Beato Magius, también conocido como beato de Liébana o Morgan; aunque su datación no es del todo exacta, parece que esta singular pieza pudo ser el primero de estos libros ilustrados, en la actualidad los estudios fechan su producción en la segunda mitad del siglo X, entre los años 955 y 980. La obra fue realizada en el Monasterio de San Miguel de la Escalada por el monje Magius.

beatogerona

Del scriptorium del Monasterio de San Millán de la Cogolla han llegado hasta nuestros días tres libros de beatos diferentes: el Beato del Escorial, el de San Millán de la Cogolla y una tercera obra conocida como Beato Primero de la Biblioteca Nacional. En el Beato del Escorial fue realizado en la segunda mitad del siglo X y contiene más de cincuenta ilustraciones en las que se aprecia un estilo muy parecido al utilizado en la obra Moralia, sive Expositio in Job (un comentario de San Gregorio realizado al Libro de Job). Por su parte el Beato Primero de la Biblioteca Nacional tan sólo contienen una veintena de ilustraciones pero éstas son sin duda de mayor calidad artística y presentan una clara influencia de la estética islámica. El Beato de San Millán de la Cogolla sería el más reciente de todos ellos –fechado en el primer tercio del siglo XI- y adquiere una especial relevancia debido a que en su producción se aprecian la mano de al menos dos artistas con estilos muy diferentes.

De especial interés resulta el conocido como Beato de Gerona por el manuscrito con mayor número de ilustraciones que se ha conservado. La pieza presenta nada menos que ciento catorce ilustraciones recogidas en sus más de quinientas páginas. La obra fue trasladada a la Catedral de Gerona a principios del siglo XI, sin embargo los estudios acerca de la pieza parecen concluir que fuese realizada en el Monasterio de Tábara (Zamora).

El Beato de Valcavado data de finales del siglo X, en el año 970. Su autor es un monje llamado Oveco del que no se ha podido conocer su verdadero origen pero sí su comitente, la pieza sería encargada por el Monasterio de Santa María de Valcavado de Palencia. El manuscrito presenta unas ochenta y siete miniaturas repartidas entre sus casi doscientas treinta páginas.

200px-B_Facundus_209

A lo largo del siglo XI se aprecia una evolución en la estética de los beatos, sus miniaturas se van alejando paulatinamente de las formas mozárabes para recrearse en una estética más europea que entronca con el estilo románico. En este sentido debemos destacar uno de los beatos más importantes, el de Fernando I y doña Sancha; se trata de un manuscrito con más de seiscientas páginas escritas con letra visigoda y que aparecen iluminadas por unas ochenta y siete miniaturas. Su autor es un monje conocido como Facundo procedente de la Basílica de San Isidoro de León.

Categorías: General, Pintura, Románico