Arte

Inicio Manierista, Pintura Alegoría de la Batalla de Lepanto del Veronés

Alegoría de la Batalla de Lepanto del Veronés

Publicado por A. Cerra

Son muchos los cuadros que se han dedicado a plasmar la Batalla de Lepanto, un acontecimiento clave por el dominio del mar Mediterráneo en el siglo XVI por el que luchaban una alianza de países cristianos y el Imperio Otomano.

Alegoría de la Batalla de Lepanto del Veronés

Y entre todos esos cuadros, uno de los más famosos es este óleo pintado sobre lienzo por el artista italiano Paolo Veronese en el año 1572, tan solo un año después de la batalla. Una obra que en la actualidad se expone en la Galería de la Academia de Venecia.

La forma del cuadro tiene la típica composición de los exvotos religiosos. Ya que era habitual en este tipo de obras que el suceso al que se hace mención se represente en la parte inferior de la imagen. Y por supuesto se trata de sucesos con un final feliz desde un punto de vista de la fe, tal y como ocurrió en el caso de esta batalla naval en la que se salieron vencedores la alianza de países cristianos.

Mientras que en la parte superior de la tela han de aparecer los santos que se suponen que intervienen milagrosamente para que ese final sea el deseado. En este caso los santos representados son de izquierda a derecha, San Pedro, San Roque, Santa Justina y San Marcos, santo veneciano por antonomasia que va acompañado por su símbolo el león. Todos ellos están mirando a la Virgen, la cual intercede por las tropas cristianas.

Finalmente a los cristianos les espera la victoria en una dura contienda, en la que participaron un altísimo número de naves, tal y como se puede ver en la parte inferior de cuadro. Sin embargo, el cuadro parece decir que por muchos barcos que participaran, no hubieran podido ganar sin la intervención divina, la cual está representada por la figura de un ángel vestido de rosa, y que aparece en la parte superior en el lateral derecho. Un ángel que va armado con flechas incendiarias que lanza a los barcos turcos.

Por lo tanto es de suponer que este cuadro lo pintó Veronés para que fuera expuesto en una iglesia. Incluso se piensa que le fue encargado por Piero Giustiniani, el cual participó en la propia batalla donde fue herido.

De hecho, cuando hablamos de alianza cristiana, principalmente hay que mencionar la República de Venecia, el ejército del Papa de Roma y la armada de España. Todos ellos consiguieron una victoria trascendente para el dominio del Mediterráneo y la decadencia del poderoso Imperio Otomano.

Categorías: Manierista, Pintura