Arte

Inicio Pintura, Románica Antifonario de León

Antifonario de León

Publicado por Laura Prieto Fernández

Son numerosos los códices manuscritos de época medieval que han llegado hasta nosotros y que despiertan la curiosidad de los expertos y del gran público en general ya que en ellos se pueden encontrar bellas miniaturas que constituyen un arte por sí mismas. Sin embargo, los antifonarios o libros de música no son tan comunes y en este sentido debemos señalar que si bien es cierto que suponemos que muchos monasterios contaban en su haber con un libro de estas características, pero lamentablemente tan sólo uno de estos antifonarios ha llegado completo hasta nosotros, el antifonario de León, otros ejemplos como los de Silos, el de Carrión o el de San Juan de la Peña son tan sólo fragmentos de la obra.

im01

El Antifonario mozárabe de la Catedral de León, conservado en el archivo catedralicio de la misma se trata de un libro manuscrito e iluminado en el que aparecen los cantos de la liturgia hispánica o mozárabe. En realidad, debemos aclarar que el adjetivo de mozárabe no se podría aplicar para este tipo de ceremonia religiosa ya que esta modalidad de liturgia se celebraba desde la época visigoda en la Península Ibérica y cuando los árabes llegaron a territorio español continuaron con esta forma de celebración.

En realidad, no son muchos los datos fehacientes con los que contamos acerca de su origen ya que si bien en muchos manuscritos aparece un colofón inicial en el que se detalla su datación, los comitentes que lo encargaron o incluso el maestro que lo elaboró, en el antifonario de León estas páginas aparecen omitidas. Con todos los expertos parecen asegurar que la pieza debió de realizarse en torno al siglo X debido a las características de la escritura, así como a los personajes que aparecen en las miniaturas y que se han podido identificar como el abad Ikila que más tarde se convertiría en obispo de León, el abad Totmundo de la abadía leonesa de San Cipriano y el obispo San Froilán. El resto de las miniaturas se corresponden con escenas religiosas basadas en la vida de Jesucristo.

En cuanto a la música que recoge el antifonario debemos señalar que a día de hoy los musicólogos no han conseguido descifrar las melodías que en él se recogen ya que los neumas -las anotaciones musicales- no se colocaban sobre ningún pentagrama o tetragrama, sino que aparecen dispuestas libremente lo que hace que su identificación sea por el momento imposible.

Categorías: Pintura, Románica