Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Batalla Anghiari, Leonardo da Vinci (II)

Batalla Anghiari, Leonardo da Vinci (II)

Publicado por Laura Prieto Fernández

Durante mucho tiempo se ha denominado a la Batalla de Anghiari como la obra perdida de Leonardo da Vinci; en realidad, el famoso fresco pintado por Leonardo ha captado la atención de entendidos y curiosos y sobre él no ha hecho sino aumentar el número de hipótesis sobre su conservación.

Desde 1505 el fresco de Leonardo decoraba las paredes del famosos Palacio de los Quinientos: El propio artista pudo observar antes de abandonar las obras, como la técnica empleada en su ejecución tampoco estaba dando, en esta ocasión, el resultado esperado. De esta manera Leonardo observaba inevitablemente como las zonas superiores del fresco comenzaban a desprenderse cuando a la zona baja aún estaba húmeda.

Leonardo_da_Vinci_Anghiarischlacht

El artista contó para la realización de tan fastuoso encargo con la ayuda de seis ayudantes, uno de los cuales parece tener origen español y se ha identificado con la figura del pintor Fernando Yánez de la Almedina o más posiblemente Hernando de los Llanos.

En la actualidad la imagen que tenemos de la famosa Batalla de Anghiari se debe a los numerosos estudios preparatorios y apuntes que se hallaron en los cuadernos de dibujo del mismo Leonardo pero también debido a las numerosas copias de pintores que pudieron ver el fresco. No debemos olvidar que entre 1505 y 1515 los frescos de Leonardo y Miguel Ángel decoraban la sala del Palacio Vecchio, la presencia de tales pinturas atrajo hasta Florencia a numerosos artistas para poder contemplar in situ la “lucha” entre dos de las grandes figuras del Renacimiento. Una de las reproducciones más famosas fue la realizada por el artista barroco Pedro Pablo Rubens en torno a 1603 y que se conoce como La Batalla por el Estandarte. Lo cierto es que el artista flamenco nunca llegó a conocer la obra original y su lienzo parece ser que estuvo motivado por los grabados que el artista Lorenzo Zacchia realizó en torno a 1558.

Así el Fresco de Leonardo representaba una cruenta batalla en la que los hombres luchaban desesperados por conseguir el estandarte de la ciudad de Florencia. Según las fuentes se podía apreciar una gran cantidad de figuras dispuestas en los más variados escorzos y formas que montan musculosos caballos.

En los últimos tiempos ha surgido una fuerte corriente entre los estudiosos que defiende que la obra de Leonardo aún permanece oculta bajo el nuevo lienzo que realizó Vasari. Cuando en 1515 se le encomendó a Vasari la realización de un nuevo fresco éste acometió algunas reformas en el Salón de los Quinientos haciendo la estancia más estrecha y alta. Parece ser que el artista levantó un nuevo muro frente al fresco de Leonardo de manera que quedase entre ambos una cámara de aire de unos 4 centímetros que permitiese que la Batalla de Anghiari aún se conserve.

descarga

En fechas recientes se ha barajado la posibilidad de hacer prospecciones en el fresco de Vasari con el fin de comprobar si la supuesta cámara de aire permitió la conservación del fresco anterior, aunque parece que de momento la posibilidad ha sido descartada ya que los conservadores consideran que sería demasiado agresivo para el fresco de Vasari.

Categorías: Pintura, Renacimiento