Arte

Inicio Pintura, Postimpresionismo Cuatro mujeres bretonas, Gauguin

Cuatro mujeres bretonas, Gauguin

Publicado por Laura Prieto Fernández

La obra de Gauguin, Cuatro mujeres bretonas, es una de las piezas más valoradas y controvertidas creadas por el artista postimpresionista. En ella Gauguin utiliza figuras planas que se componen a través del color y que remiten a las formas de las estampas japonesas que tanta fama tuvieron durante la época del artista.

Paul Gauguin (1848 – 1903) es uno de los artistas más destacados de la corriente postimpresionista. Su obra es el punto de partida hacia la modernidad y algunas de las nuevas vanguardias artísticas del siglo XX encontrarán en los lienzos de Gauguin su mayor influencia. Pese a nacer en Francia los primeros años de su infancia transcurrieron en Perú, sin embargo el artista y su madre tuvieron que volver a Francia tras el fallecimiento de su padre. Gauguin llevó una vida acomodada arropado por sus familiares y el ejército al que pertenecía; nada hacía sospechar que con el tiempo Gauguin se convertiría en una de las figuras más importantes de la Historia del Arte. En la década de los sesenta Gauguin conoció la pintura de Pizarro y poco a poco se fue introduciendo en el mundo del arte hasta renunciar a su carrera en el ejército por ella.

Paul_Gauguin_036

Tras abandonar a su esposa e hijos el pintor se instala durante algún tiempo en la Bretaña Francesa donde conoce a los artistas de la Escuela de Pont Avén y posteriormente funda el Grupo Nabis. De esta época es el lienzo que aquí nos ocupa, Cuatro mujeres Bretonas que también ha sido conocido como Cuatro Mujeres Bretonas Bailando. En realidad no sabemos a ciencia cierta si el lienzo fue pintado en Port Avén o el artista lo realizó a su vuelta a París con los múltiples bocetos que había realizado durante su estancia en la Bretaña. El lienzo fue adquirido por Theo Van Gogh, coleccionista y hermano del conocido pintor Vincen Van Gogh y en la actualidad se exhibe en la pinacoteca Neue de Múnich.

Casi la totalidad del lienzo está ocupado por cuatro figuras femeninas que aparecen ataviadas con los trajes típicos de la zona, se encuentran en un espacio abierto y natural y separadas por lo que parece ser una valla de manera que tres de ellas quedan en una lado y otra en el otro lado del vallado. Al fondo en la esquina superior derecha aparece un agricultor.

La obra ha presentado múltiples interpretaciones entre los expertos del arte ya que algunos consideran que las mujeres no están hablando separadas por la valla sino que se encuentran bailando y lo que algunos han definido como la valla es en realidad el suelo. Algunos expertos relacionan esta obra de Gauguin con algunas de las obras de Degás inspiradas en las bailarinas y con un lienzo de la misma época realizado con el artista y conocido como Tres niñas bretonas bailando. Sin embargo, y de ser así la obra del postimpresionista no estaría acabada ya que la mujer que se sitúa frente al espectador carece de las extremidades inferiores.

Categorías: Pintura, Postimpresionismo