Arte

Inicio Manierista, Pintura Dama descubriendo el seno de Domenico Tintoretto

Dama descubriendo el seno de Domenico Tintoretto

Publicado por A. Cerra

Durante años, este lienzo así como otros retratos de damas venecianas que posee el Prado se catalogaron como obras de Jacopo Robusti Tintoretto, el más famoso de los Tintorettos y padre de Domenico verdadero autor de estas obras.

De hecho, Domenico Tintoretto (1560 – 1653) se formó trabajando con su padre, y aunque muy pronto se independizó de su taller, la verdad es que mantuvieron una estrecha colaboración en los grandes encargos.

Dama descubriendo un seno de Domenico Tintoretto

Dama descubriendo un seno de Domenico Tintoretto

A lo largo de su vida pintó obras de carácter oficial y también de temática religiosa, pero destacó como retratista, especialmente por el tono realista de su arte y su capacidad para plasmar los detalles más ínfimos, si bien carecía de la intensidad emocional que su padre era capaz de transmitir.

Una buena muestra de ello es esta Dama descubriendo el seno, realizada entre los años 1580 y 1590. Esta señora como el resto que forman parte del grupo de Mujeres venecianas, serían efigies de famosas cortesanas de la época, de las llamadas “honestas”. Y si en este caso nos pinta una que enseña su pecho, también el Museo del Prado de Madrid posee un lienzo de idéntico tamaño titulado Dama tapándose el seno, el cual posiblemente se pintó como complementario y para que se vieran en pareja.

Dama tapándose un seno de Domenico Tintoretto

Dama tapándose un seno de Domenico Tintoretto

El retrato en sí es de una enorme calidad pictórica, algo que se aprecia en sus cabellos o en el magnífico collar de perlas. Además la obra posee una indudable carga erótica, no solo porque nos enseñe el pecho, sino por la postura en que lo hace. Viendo su rostro de perfil, sin mirar al espectador y un tanto misteriosa, mientras que el torso nos lo muestra y ofrece de frente.

Pero, ¿se sabe a quién retrató y quién era esta cortesana honesta? Para muchos historiadores, se trataría de Veronica Franco, muy famosa en Venecia a finales del siglo XVI, tanto por su voluptouosa belleza como por su gran cultura. Tanto que escribió varios libros.

Se sabe, que el padre de Domenico, Jacopo Tintoretto también la pintó, así como otros artista de la ciudad de los canales, para los cuales no solo posaba, sino que podía hablar y debatir sobre arte. No obstante, de todos esos retratos que se le hicieron ninguno está identificado con total seguridad salvo un grabado. Y lo cierto, es que hay muchas similitudes entre esa imagen y la del cuadro que aquí vemos de Tintoretto hijo.

Categorías: Manierista, Pintura