Arte

Inicio Pintura, Renacimiento El cambista y su mujer de Marinus

El cambista y su mujer de Marinus

Publicado por A. Cerra

No es esta la primera obra que se puede ver en la pintura flamenca de los siglos XV y XVI dedicada a este tema. De hecho, antes que Marinus, este tema de un matrimonio de cambistas ya fue pintado por Quentin Metsys, cuya obra hoy se puede visitar en el museo del Louvre de París. Y posiblemente esta temática ya la pintara antes Jan Van Eyck.

El cambista y su mujer de Marinus

El cambista y su mujer de Marinus

Esta otra tabla pintada al óleo es posterior, del año 1539, y forma parte de la colección de arte flamenco que atesora el Museo del Prado en Madrid.

Es una obra realizada por Claeszon van Reymerswaele, más conocido simplemente como Marinus. De este pintor se saben muy pocas cosas, incluso se ignoran las fechas concretas de su nacimiento y su muerte, aunque se estima que vivió entre aproximadamente el año 1495 y el 1566 ó 1567.

Pero si se tiene constancia de que este tema lo pintó varias veces a lo largo de su vida, y siempre dándole el mismo tono de crítica social que había creado Metsys. Si bien, Metsys opta por un tono un tanto más tragicómico, y seguramente en el caso de Marinus, sus imágenes sean mucho más duras y se ensaña bastante con este gremio de prestamistas, con su codicia y sus malas artes, algo que sobre todo plasma en las expresiones, gestos y en los rostros de los personajes.

En este sentido no hay más que ver la acción que estos dos usureros están llevando a cabo, que no es otra cosa que comprobar que cada una de sus monedas pesa lo correcto. Tal vez por ese tipo de retratos descarnados y acusadores, alcanzó gran éxito entre gran parte de la población, la que realmente sufría la usura de los cambistas y prestamistas, y ello le llevó a hacer numerosas réplicas y variantes.

En este sentido también pintó en diferentes ocasiones otro tema muy vinculado a este, y se trata de Los recaudadores de impuestos, cuya versión más conocida se halla en la National Gallery de Londres, aunque existen otras muchas variantes del tema.

Si bien no solo se dedicó a este tipo de imágenes de género y tono crítico o satírico, también fue un pintor que realizó distintas obras de carácter religioso, como su cuadro dedicado a la Vocación de San Mateo de la colección Thyssen Bornemisza. si bien, quizás no sea casual que San Mateo fuera un personaje que trabajó como recaudador de impuestos antes de ser apóstol.

Categorías: Pintura, Renacimiento