Arte

Inicio Barroco, Pintura El Parnaso de Poussin

El Parnaso de Poussin

Publicado por A. Cerra

Este gran lienzo pintado al óleo lo realizó el artista francés Nicolas Poussin entre los años 1625 y 1629. Y en la actualidad se expone dentro de las salas de pintura barroca del Museo del Prado de Madrid.

Poussin es dentro de la corriente barroca, uno de los mayores exponentes de la vertiente más clasicista de este estilo. Y eso es algo que manifestó desde sus obras más tempranas, como es este caso. Y desde luego, en Francia, la línea clasicista es la que más triunfó y gustó a lo largo del siglo XVII.

El Parnaso de Poussin

Los cuadros de Poussin son de aires clásicos por muchos motivos. Para empezar por los temas que suele elegir, como aquí donde hace una representación mitológica del Monte Parnaso donde se encontraba Apolo con sus musas. De hecho, esta obra en ocasiones se menciona así: Apolo y sus musas.

Pero no solo se inspira en lo clásico para la temática, también hay elementos pictóricos con esos orígenes. Por ejemplo plantea un orden muy concreto a su escena, en la que todo tiene consecución, ya que se basa tanto en la geometría como en la óptica. Y pese a eso, consigue darnos la sensación de una composición muy fantasiosa y hasta cierto punto caótica. Pero todo lo contrario.

Lo cierto es que Nicolas Poussin, pese a ser uno de los grandes pintores del Barroco europeo siempre emparentó sus obras con las del Renacimiento, especialmente con los cuadros del gran Rafael. E incluso en este lienzo está muy clara la influencia del fresco de El Parnaso que el propio Rafael pintó en la Stanza della Signatura del Vaticano. Una obra que conocía perfectamente, ya que Poussin pasó un tiempo formándose en Roma, e incluso esta obra fue pintada allí.

Pero tiene otras influencias muy interesantes del periodo renacentista. Una de ellas es Tiziano, del que admira su colorido como es lógico, pero también ciertos elementos propios del encuadre de la imagen. Por ejemplo, aquí el desnudo del primer plano puede recordar al que aparece en la Bacanal del pintor veneciano. Aunque es cierto que Poussin es mucho más frío en su factura.

Eso se debe a que de alguna forma, el pintor francés es un racionalista puro, un arquitecto de la imagen. Y por eso la estudia profundamente hasta que da con la fórmula en la que debe aparecer todo lo que quiere mostrar. Por ejemplo, en el Parnaso no solo vemos a Apolo y las musas, sino que ha estudiado todo el espacio para que pueda verse a los grandes escritores del pasado como Homero, Virgilio, Horacio, Dante, Petrarca, Ariosto y un nuevo poeta que está recibiendo la corona de laurel. De hecho, todos esos personajes son el equivalente a las columnas y pilares que construyen el cuadro.

Categorías: Barroco, Pintura