Arte

Inicio Modernismo, Pintura Gismonda de Alfons Mucha

Gismonda de Alfons Mucha

Publicado por A. Cerra

Alfons Mucha fue un artista de origen checo nacido en Moravia en 1860 y fallecido en Praga en 1939. Si bien sus grandes triunfos artísticos los alcanzó en París, adonde llegó en 1887. Y fue precisamente este cartel de la representación de Gismonda el que le sirvió a Alfons Mucha para alcanzar fama y prestigio, y de alguna forma convertirse en el máximo exponente del arte de la cartelería modernista en la capital francesa.

Gismonda de Alfons Mucha

Gismonda de Alfons Mucha

Antes que él, muchos carteles de espectáculos eran realizados por Toulouse Lautrec, quién realizó obras como la publicidad de Jane Avril en el Jardin de Paris. Si bien es cierto que Toulouse Lautrec y sus seguidores se dedicaron más otro tipo de espectáculos de cabaret y cafés cantantes.

En cambio, Mucha recibió el encargo de realizar el cartel de la obra Gismonda que la gran actriz Sarah Bernhardt y su compañía, el Theatre de la Renaissance, iban a representar en 1895. Fue tal el éxito de esta imagen, y tanto le gustó tanto a la diva que a Mucha le ofrecieron un contrato en exclusividad durante los siguientes 6 años, durante los cuales este artista diseñó las bases de lo que es el cartel publicitario en el Art Nouveau. Y lo hizo realizando los carteles para todas las obras que hizo esa compañía como La Dama de las Camelias, Tosca, Hamlet o Medea.

Un estilo de cartelería que rápidamente tendría muchos seguidores e imitadores, si bien algunos también lo transformaron e hicieron creaciones realmente originales e interesantes como es el caso de Aubrey Beardsley y algunos de sus carteles como el que dedicó a la obra Salome de Oscar Wilde.

Volviendo a Mucha, su éxito se basó en que planteaba imágenes de lo más exuberantes, en las que combinaba tanto las formas estilizadas como los detalles más orientalizantes. En general dando una sensación de glamur, elegancia y lujo que le sirvió para realizar otros interesantes encargos, como fueron los diseños de joyería para un importante orfebre de la época, que quedó fascinado por los adornos, de estilo muy bizantino y oriental, que le colocaba Mucha a las mujeres de sus carteles.

En realidad, Muchas fue un ilustrador, cartelista, diseñador y también pintor, su faceta menos conocida, salvo en su país donde en los últimos años pintó obras de carácter muy nacionalista.

No obstante esas pinturas jamás alcanzaron el éxito de sus carteles, los cuales están muchas veces protagonizados por mujeres, siempre hermosas y de forman rotundas, que no duda en perfilar perfectamente, tal vez por influencia del dibujo de Paul Gauguin con el que llegó a compartir estudio en París. Y ese dibujo tan moderno era capaz de vincularlo con unos vestidos que en muchas ocasiones tienen un aire muy neoclásico.

En definitiva, creó un tipo de imágenes flotantes, donde no faltan los arabescos, los halos y coronas florales y una línea delicada que se convirtieron en un tipo de diseño gráfico que tuvo mucho éxito en su época del Modernismo, entre finales del siglo XIX y principios del XX, pero que paulatinamente regresa a las modas del diseño, como por ejemplo ahora que se lleva tanto lo vintage.

Categorías: Modernismo, Pintura