Arte

Inicio Pintura La familia de Carlos IV de Goya

La familia de Carlos IV de Goya

Publicado por A. Cerra

Este enorme lienzo (280 x 336 cm) pintado con la técnica del óleo por Francisco de Goya en 1801, en la actualidad cuelga en las paredes del Museo del Prado de Madrid, donde se conserva la mayor colección de pinturas de este artista español.

Este retrato de toda la familia del monarca Carlos IV constituye la gran obra oficial que realizó como pintor de Cámara del Rey, un título que le otorgó este mismo rey en el año 1789.

Familia de Carlos IV de Goya

Familia de Carlos IV de Goya

Toda la composición la creó a partir de una serie de bosquejos, bocetos y esbozos que había realizado el año anterior durante la presencia de la familia real en su palacio de Aranjuez. En total nos presenta a trece personajes, y lo hace de un modo un tanto alejado de las fórmulas más protocolarias. La composición tiene algo de agobiante, dispone a los personajes de forma desordenada, y no se existe en la imagen un punto de fuga que le dé un respiro.

Esto no se trata de poca destreza por parte de Goya. Todo lo contrario. Este artista originario de un pequeño pueblecito de Aragón, ansiaba ostentar altos cargos y podría pensarse que estaría tentado a alabar en exceso a la aristocracia de la época, una vez que llegó hasta los más altos estamentos artísticos. Sin embargo, su enorme capacidad supo crear obras en las que no se pierde el carácter oficial ni la suntuosidad, pero al mismo tiempo siempre incluye cierta carga crítica hacia estas instituciones y sus costumbres.

Goya estaba muy cercano a los ideales ilustrados que llegaban de Francia, aunque tenía un carácter profundamente español y su punto patriota, como demostraría años después con la llegada de la Guerra de la Independencia y sus magníficas obras de La carga de los mamelucos o Los fusilamientos del 3 de mayo. Aún así fue un observador privilegiado de la hipocresía que reinaba en las clases altas, de su corrupción y de la crisis que suponía para el pueblo. Por ello en este tipo de obras oficiales siempre aparecen elementos cargados de su típico carácter sarcástico.

Eso es lo que lo distingue como uno de los mayores pintores de la Historia del Arte. Eso y su innegable maestría con los pinceles. De hecho siempre se ha planteado en el arte español que Goya y Velázquez han sido los dos grandes pintores de la historia. Y lo cierto es que son muchos los paralelismos que los unen. Por ejemplo, ambos fueron pintores de la Cámara del Rey y realizaron diversos retratos a la realeza. Y en dos de sus grandes obras de este tipo, Las Meninas y La Familia de Carlos IV, ambos se autorretrataron orgullosos de su valía. En el caso de la obra de Goya, lo podemos ver casi oculto en el fondo y a la izquierda pintando el cuadro del que vemos el bastidor.

Categorías: Pintura