Arte

Inicio Pintura, Realismo La festividad de San Roque, Canaletto

La festividad de San Roque, Canaletto

Publicado por Laura Prieto Fernández

A lo largo del siglo XVIII surgió en Italia y muy especialmente en Venecia, un movimiento artístico que potenció un nuevo tipo de paisajismo. La escuela veneciana había quedado profundamente marcada por la época dorada de Tiziano y Tintoretto, así como por los formalismos barrocos que ya agonizaban en el olvido, de esta manera, algunos autores conscientes de los vientos de cambio que embebían Europa, abogaron por un nuevo concepto pictórico que superaba las manidas fórmulas tradicionales.

Durante el conocido como settecento italiano, el siglo XVIII, apareció un nuevo tipo de paisajismo en Venecia en el que se mostraba un exacerbado detallismo, llegando a un nivel de minuciosidad increíble las conocidas como Vedute. Las vistas representadas mostraban al detalle los canales y monumentos de Venecia y a menudo incorporaban grandes aglomeraciones de personas, todo ello con una particular perspectiva que dejaba una panorámica impactante al espectador. En este contexto debemos señalar como el artista del que hoy hablamos, Giovani Antonio Canal, más conocido con el apodo de Canaletto, fue uno de los máximos representantes de este subgénero pictórico.

La obra que aquí analizamos lleva por título Venecia en la festividad de San Roque, es uno de esos paisajes urbanos detallados, pero en el que la masa del pueblo ha tomado la ciudad para celebrar los honorarios al santo que, según la tradición, liberó a Venecia de una de las peores epidemias de peste de toda su historia; la plaga de 1576. En conmemoración a la ayuda restada por San Roque, todos los años se celebraba -y aún hoy se celebra- una procesión en la que los más altos dignatarios de la ciudad le ofrecen al santo ramilletes de flores para agradecerle su favor.

El artista ha representado una gran procesión de dignatarios, encabezados por el dux al que se le reconoce por aparecer debajo de un parasol y llevar el conocido sombrero de tres cuernos. Junto con el dux aparecen los miembros de la Signoria pero el artista no pone demasiado empeño en representar los rostros de la nobleza. Todos ellos aparecen cobijados bajo un palio conocido como tendon del doge que se colocaba frente a la iglesia de La Escuela Grande de San Roque. Del templo se puede apreciar como la imagen que nos proporciona el artista, es la antigua fachada de Scarpagnino y no la remodelación posterior de Maccaruzzi.

Categorías: Pintura, Realismo