Arte

Inicio Neoclasicismo, Pintura La muerte de Sócrates, David

La muerte de Sócrates, David

Publicado por Laura Prieto Fernández

La obra de La muerte de Sócrates es un óleo sobre lienzo realizado por el artista francés Jacques Louis David (1748- 1825). David está considerado como uno de los pintores más sobresalientes de la estética neoclasicista, fundador del conocido como Estilo Imperio durante el mandato de Napoleón se perfiló como el gran pintor del XIX en Francia. Su obra sigue los parámetros estéticos de la severidad, la perfección y la inspiración de los modelos clasicistas. Su aparece profundamente ligada a la historia de Francia, así en sus lienzos se puede observar los cambios políticos y sociales de su país, desde el fin del Antiguo Régimen al ensalzamiento de la Napoleón pasando por la etapa revolucionaria. Sin embargo David pocas veces pintó directamente la historia de Francia, sus lienzos son pinturas de historia con un fuerte trasfondo ideológico.

800px-David_-_The_Death_of_Socrates

La muerte de Sócrates fue pintada en 1787 poco después de terminar una de sus obras más conocidas, El Juramento de los Horacios. Antes de terminar el siglo XVIII Jacques Louis David ya representaba perfectamente el estilo clasicista a través de la pintura de historia. El lienzo fue encargado por los hermanos Trudaine y actualmente se encuentra en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York.

Parece incuestionable que el artista se haya inspirado en cuadros de tradición clasicista para representar al famoso filósofo griego, las semejanzas entre el Sócrates que nos presenta David y el representado por Rafael en las Estancias Vaticanas son evidentes. Sin embargo David ha escogido un momento mucho más dramático que Rafael, la muerte o más bien el suicido del ateniense.

Sócrates fue uno de los filósofos más influyentes de Atenas pero a los setenta años de edad fue condenado a muerte bebiendo cicuta por negar a los dioses atenienses y corromper a la juventud. Su discípulo Platón cuenta en Fedro y en la Apología de Sócrates como su maestro pudo librarse de la condena por las influencias que tenía pero él prefirió aceptar su condena en honor a la verdad.

David representa precisamente el momento en el que Sócrates está a punto de ingerir el veneno. Éste aparece en el centro de la composición con una actitud tranquila y sosegada mientras a su alrededor un nutrido grupo de personajes aparecen en las actitudes más diversas. Critón, discípulo del filósofo, aparece apesadumbrado colocando la mano sobre la rodilla de su maestro.

El artista se ha tomado algunas licencias modificando la escena pese a que fue asesorado por algunos filósofos para realizar la obra, así Platón es representado como un anciano pese a que en aquel momento era un joven y ni siquiera estuvo presente en la muerte de su maestro.

La composición está bien ordenada, el dibujo resulta dominante en comparación con el colorido y éste se basa en una gama cromática más bien oscura que otorga solemnidad a la escena. Sócrates es el centro de la composición y su posición está remarcada por el uso de la luz que llega desde un foco que no podemos apreciar pero incide directamente en el protagonista.

Categorías: Neoclasicismo, Pintura