Arte

Inicio México Máscara de Moctezuma II

Máscara de Moctezuma II

Publicado por A. Cerra

Esta máscara de Moctezuma II se encuentra en el British Museum londinense, y es muy curioso conocer la forma en la que esta máscara azteca y otras creadas en tierras mexicanas acabaron por llegar hasta este museo de Londres.

La obra fue un regalo que realizó el propio emperador Moctezuma II al conquistador español Hernán Cortés. Si bien, el gobernante azteca se la ofreció como un presente para otro emperador, el rey de España Felipe II. Y como buen militar, Cortés le hizo llegar ese tesoro a su monarca, sin embargo, Felipe II fue un personaje muy poderoso pero de profundas convicciones religiosas, hasta la beatería. Por ello, consideró que esta máscara y otros muchos objetos llegados desde el continente americano eran símbolos paganos, y él no los quería tener cerca, por eso los enviaba a diferentes lugares de Europa.

Máscara de Moctezuma II

Máscara de Moctezuma II

Este tipo de elementos en forma de máscara eran habituales en diferentes culturas precolombinas. Y en el caso de las aztecas estamos ante unas máscaras con una clara tendencia hacia el naturalismo. Algo que aquí se aprecia en dos detalles muy significativos. En primer lugar la mandíbula inferior es móvil, y en segundo lugar los dientes son realmente humanos.

El objeto era transmitir la idea de terror, algo que se refuerza con esos ojos saltones, que se clavan en el espectador, ya que lo que se pretende es evocar a la muerte algo consustancial al arte, la cultura y la sociedad azteca.

Esta máscara lo cierto es que es una representación de la divinidad Texcatlipoca, que significa “espejo humeante”. Una deidad que encarnaba la fuerzas de lo más oculto, el misterio, la oscuridad de la noche. Un dios que defendía la práctica de sacrificios humanos.

En el panteón de los aztecas, Texcatlipoca, es lo antagónico a Quetzalcoatl, con un carácter mucho más bondadoso y renovador.

La Máscara de Moctezuma II como la gran mayoría de máscaras similares que se conservan eran objetos que se realizaban con piedras semipreciosas, y de alguna forma su técnica de ejecución recuerda a los mosaicos, ya que van ensamblando fragmentos de piedra sobre una matriz de madera.

Son un tipo de objetos que ya realizaron previamente los olmecas y también en la ciudad de Teotihuacán, y la verdad es que las aztecas son como una evolución de estas anteriores, ya que son mucho menos rígidas, menos esquemáticas y menos geométricas. Y se pueden considerar tan naturalistas como lo fueron a las máscaras mayas.

Categorías: México