Arte

Inicio Pintura, Románica Pinturas ermita de la Vera Cruz de Maderuelo (II)

Pinturas ermita de la Vera Cruz de Maderuelo (II)

Publicado por Laura Prieto Fernández

Sin ningún género de dudas, las pinturas murales de la ermita de la Vera Cruz de Maderuelo en Segovia, son una de las muestras más destacadas de la pintura románica en la Península Ibérica.
Especial mención merece las que quizás sean dos de las escenas más conocidas de todo el conjunto situadas en el muro que cierra la cabecera y que representan las escenas de la Creación de Hombre y del Pecado Original.
En la escena de la creación encontramos las figuras de Adán y Dios Padre, su extraña posición viene determinada por la ley de adaptación al marco; las dos figuras se encuentran en una extraña genuflexión, dispuestas en un espacio vacío que no ofrece ninguna referencia para el espectador. En cuanto a la composición anatómica de Adán debemos señalar como el artista traza numerosas líneas que describen la musculatura del primer hombre y seccionan su cuerpo de manera que el realismo y el naturalismo queda lejos de esta representación.
En la escena del Pecado Original aparecen Adán y Eva flanqueando el árbol de la ciencia en donde el demonio en forma de serpiente aparece enroscado ofreciendo a Eva el fruto prohibido.

maderuelo

Adán aparece con la mano en la garganta como dicta la iconografía medieval, con este gesto el primer hombre se arrepiente de su pecado. Con la otra mano Adán aparece sujetando una hoja de parra con el fin de cubrir su cuerpo desnudo, la misma postura es tomada por Eva ya que al cometer el Pecado Original en ambos desaparece la pureza y son conscientes de su desnudez por primera vez.

Junto a las figuras de los primeros hombres, aparecen dos inscripciones detrás de Adán encontramos las letras ATM que se ha interpretado por los expertos como el acrónimo de la expresión latina “Adán fue arrastrado a la muerte”, bajo la figura de Eva las letras ATEV hacen alusión al hecho de que Adán le diese la vida a Eva.
En el resto de los muros los apóstoles aparecen sedentes unos junto a otros, están portando diferentes objetos y sus gestos son hieráticos, como todo el conjunto. En esta zona son notables las influencias que el arte bizantino tiene en Maderuelo, las figuras aparecen cobijadas por espacios arquitectónicos con pórticos y columnas. De este modo parece plausible el hecho de que la corriente italo-bizantina influyese en las obras de Maderuelo, seguramente las pautas de esta corriente estilística penetrasen en la Península Ibérica a través del Camino de Santiago de modo que en cierto sentido también encontramos un nexo de unión entre las pinturas de la zona de Tahull y las que aquí nos ocupan.

Pero sin lugar a dudas si las pinturas románicas de la ermita de la Vera Cruz de Maderuelo parecen estar influenciadas por otra obra, ésta sería sin dudas las pinturas de San Baudelio de Berlanga; esto es así hasta tal punto que, muchos historiadores del arte sostienen la tesis de que ambas pinturas murales fuesen realizadas por el mismo taller.

Sea como fuere lo cierto es que en Maderuelo encontramos unas de las pinturas románicas más importantes de la época pese a la sencillez de la pequeña ermita que las cobija.

Categorías: Pintura, Románica