Arte

Inicio Abstraccionismo, Pintura Primera acuarela abstracta de Kandinsky

Primera acuarela abstracta de Kandinsky

Publicado por A. Cerra

El pintor ruso Wassily Kandinsky llegó a la abstracción entre los años 1910 y 1913. Es un periodo que dentro de su producción pictórica se suele denominar periodo dramático, ya que en sus obras todavía hay referencias figurativas, que se relacionan con los temas que inspiraron sus primeras obras, centradas en episodios bíblicos como el Diluvio Universal o el Apocalipsis.

Primera acuarela abstacta de Kandinsky

En realidad, parece que en esta obra quiere plantear que el cosmos nace técnicamente fruto de las catástrofes. Y de hecho, él dijo: “la creación de una obra de arte es una creación del mundo”.

Kandinsky a la hora de enfrentarse a su pintura abstracta considera a los colores y a las formas en sí mismos, no como elementos para conseguir figuras, sino como los medios más puros para lograr con la expresión pictórica una emoción. De alguna forma convirtió su pintura en un trabajo intelectual, inmaterial, con que busca el ritmo de esas formas y colores, construyéndolos de forma abstracta y dándole dinamismo.

Por ejemplo, en esta acuarela el espacio que representa es un espacio dinámico, en movimiento gracias a los remolinos de las formas realizadas a partir de gestos nerviosos y masas de color, aparentemente colocadas de modo arbitrario, pero sin embargo todos ellos con una intención estética.

Para refrendar toda su teoría del arte abstracto, llegó a decir que “los objetos perjudican a la pintura”. Lo cierto es que para llegar a la abstracción fue evolucionando en un largo proceso. Al principio fue alternando obras figurativas con otras muy esquemáticas, pero en las que todavía aparecía algo de figuración. Para finalmente abandonar cualquier referencia a figuras reconocibles y reales, tal y como él expresa en sus muchos escritos, por una necesidad interior, que le llevaba a suprimir las figuras de las cosas, de manera que él se encontraba más cercano a la esencia de la Naturaleza.

En realidad, mirando esta acuarela quizás alguien pueda reconocer formas reconocibles, pero Kandinsky la titula la Primera acuarela abstracta porque para él únicamente son manchas de color.

Lógicamente cuando presentó esta obra pintada en el año 1910, no fue una obra comprendida. En cambio hoy está considerada una de sus obras maestras y por supuesto el iniciador teórico y práctico de todo el arte abstracto realizado a los largo del siglo XX.

Los estudios que se han realizado sobre sus obras son cuantiosos, y en muchos de ellos se llega a comparar su modo de pintar con el arte infantil, y se pueden ver muchos elementos en común entre el arte de Kandinsky y algunas de pinturas de los niños. Por ejemplo, es normal que se le quede pequeño el cuadro, que limite sus formas abstractas y queden cortadas en los bordes de sus acuarelas y lienzos.

Pero no obstante, en ningún momento se pueden considerar sus obras como realizaciones infantiles, impulsivas y sin maestría. Todo lo contrario, ya que Kandinsky fue experimentando durante toda su vida y a todo ello le dio un soporte teórico que dejó por escrito en libros que ayudan a comprender su obra.

Categorías: Abstraccionismo, Pintura

No hay comentarios para “Primera acuarela abstracta de Kandinsky”