Arte

Inicio Pintura, Renacimiento San Lucas pintando a la Virgen de Mabuse

San Lucas pintando a la Virgen de Mabuse

Publicado por A. Cerra

Mabuse fue un pintor flamenco a caballo del siglo XV y XVI sobre el que existen numerosas incógnitas sobre su biografía, comenzando por su propio nombre real, ya que según diversos historiadores se pudo llamar Jan Gossaert, Jenni Gossart o Jennyn van Hennegouwe, ya que con este último nombre se inscribió en la gremio de San Lucas que agrupaba a los pintores de la ciudad belga de Amberes. Si bien lo cierto es que adoptó como nombre artístico Mabuse, en alusión a su lugar de nacimiento, Maubeuge, hacia el año 1478.

San Lucas pintando a la Virgen de Mabuse

San Lucas pintando a la Virgen de Mabuse

El caso es que aquí contemplamos su obra titulada San Lucas pintando a la Virgen, realizada en torno al año 1515. En ella nos presenta a San Juan Evangelista retratando a la Virgen con el Niño, y es que según la leyenda este apóstol tenía como oficio la de pintor. Por eso no es extraño que muchos gremios de pintores, como el citado de Amberes, lo tengan como patrón.

El estilo de Mabuse es el propio de un artista que ya conoce las pinturas renacentistas italianas, aunque es indudable el bagaje de la tradición de la pintura flamenca, ya que por ejemplo estas figuras se pueden emparentar lógicamente con las de Jan van Eyck, como por ejemplo con su óleo de la Virgen del canónigo Van der Paele.

No obstante, la ambientación de la escena es completamente distinta. Empezando por la propia arquitectura que nos presenta, que es de corte bastante clásico. E igualmente ocurre con su planteamiento de la perspectiva, que sin duda bebe de las fuentes italianas, que con pintores como Piero della Francesca había realizado increíbles avances en este campo.

Lo cierto es que su pintura es de una calidad indudable, y muestra como ha asimilado de las influencias del sur de Europa el tratamiento de las luces y las sombras, resultando el conjunto bastante encantador. Sin embargo, carece de la armonía italiana, y por ejemplo es ambientación arquitectónica tan ostentosa y clásica parece no cuadrar del todo con el tema que nos presenta. Aunque también es verdad es que en esos momentos comenzó a ser habitual esa ambientación arquitectónica en muchos pintores flamencos, como por ejemplo en Rogier van der Weyden, quién pintó también un cuadro de San Lucas pintando a la Virgen.

En definitiva, la enorme obra de Mabuse demuestra que fue un pintor muy trabajador y concienzudo, pese a que hay críticas de la época que lo describen como un borracho. Si bien el alto número de cuadros que realizó y su calidad para negar ese supuesto alcoholismo. Además fue un personaje que viajó bastante, de ahí que conociera la obra de muchos artistas, y su pintura sea una síntesis entre el arte de raíces flamencos y las influencias del arte italiano del Quattrocento y comienzos del siglo XVI.

Categorías: Pintura, Renacimiento