Arte

Inicio Arquitectura, Barroca Santa Maria della Salute de Venecia

Santa Maria della Salute de Venecia

Publicado por A. Cerra

Este templo de la ciudad de Venecia se concibió como un gigantesco exvoto que los ciudadanos ofrecían a Dios tras sufrir una terrible epidemia de peste en el año 1630. Por eso se convocó un concurso público para ver que arquitecto hacía el proyecto más interesante.

A este concurso se presentaron once propuestas, de entre las cuales salió como ganador el proyecto de Baldassare Longhena. Ganó Longhena porque cumplía con todos los requisitos incluidos en el concurso.

Santa Maria della Salute

En primer lugar su construcción no suponía un coste superior a los 50.000 ducados. Además contaba a la perfección con su ubicación en la pequeña isla d’Orso Duro. Por otro lado, su proyecto permitía que se colocará la primera piedra de la construcción el día de la Ascensión, fecha que coincidía con el día en el que se celebraban fastuosos festejos recordando la fundación de la ciudad. Y por último, en su proyecto se tenía en cuenta el requisito de que el interior del templo recibiera una luz uniforme y clara.

Así, la popular iglesia de la Salute de Venecia comenzó su cimentación en el año 1631, dos años después ya se comenzaba con el alzado de la iglesia y finalmente en 1687 era consagrada, acto que no pudo ver el arquitecto, ya que había muerto cinco años atrás, en 1682.

El resultado fue que Longhena logró un construir un bello templo que destaca sobre su entorno y al mismo tiempo está perfectamente integrado en ese espacio urbano.

Los elementos más destacados al apreciar el volumen de la Salute son las dos cúpulas de diferente tamaño que cubren el interior, así como son inmediatamente reconocibles los roleos sobre los que se eleva la cúpula mayor.

La planta de la iglesia se basa en las formas octogonal y circular, como si se tratara de una rotonda, algo que el arquitecto declaró que aludía directamente a la Virgen, representada en esas formas consideradas perfectas. Posiblemente Longhena a la hora de proyectar la planta de esta iglesia tuvo en cuenta edificios precedentes como la iglesia bizantina de San Vitale en la cercana ciudad de Ravena. Este ejemplo es una muestra de la extraordinaria personalidad de todo el arte veneciano, ya que a diferencia del realizado en otras ciudades italianas, en Venecia se tenían en cuenta y se estudiaban manifestaciones artísticas de los más variados orígenes.

Y por supuesto, otros de los referentes de Longhena es el arquitecto Palladio, el constructor veneciano más importante del Quattrocento veneciano, autor de iglesias como San Jorge el Mayor, de donde Longhena tomó el uso de dos órdenes arquitectónico y de la biocromía.

Pero no fueron estas las únicas influencias a la hora de concebir la iglesia de Santa María della Salute. Longhena también conocía el templo de Santa María de Canepanova en Pavia, una construcción de finales del siglo XV atribuida a Bramante, o el teatro Olímpico de Vicenza, y de ambos edificios extrajo elementos que incorporó a su arquitectura, que definitivamente se convirtió en una de las imágenes de la Venecia más monumental, uniendo en su arquitectura las formas más clásicas y otros recursos de carácter teatral.

Categorías: Arquitectura, Barroca

No hay comentarios para “Santa Maria della Salute de Venecia”