Arte

Inicio Egipto, Escultura Seneb y su familia

Seneb y su familia

Publicado por Laura Prieto Fernández

El grupo escultórico de Seneb y su familia es una de las mejores muestras artísticas desarrolladas a lo largo del Imperio Antiguo. La escultura exenta está realizada en piedra caliza con policromía y fue hallada en una especie de naos subterránea dentro de la tumba del propio Seneb, junto a ella se halló también una urna funeraria bastante primitiva.

fig02

Pese a las pequeñas dimensiones de la obra, tan sólo mide 34 cm de alto y 22,5 de ancho esta es una de las obras más valoradas y estudiadas por los egiptólogos de todo el mundo, y es que en la obra se aprecia una singularidad que no se ha encontrado fácilmente en la estatuaria egipcia, el realismo.

Si bien es cierto que son muchas las representaciones escultóricas e incluso pictóricas que han llegado hasta nosotros desde el Antiguo Egipto, no es menos cierto aún que la mayoría de ellas presentan una gran idealización del personaje representado, en cambio en el grupo escultórico de la familia de Seneb lo que prima es el realismo y la veracidad.

Como se hace patente en la obra, Seneb contó a lo largo de su vida con grandes dificultades físicas, las extremidades del egipcio son demasiado pequeñas y su cabeza demasiado grande acusando una especie de enanismo. Pese a ello éste se convirtió en un personaje de cierta importancia, tuvo algunos cargos sacerdotales y fue Guardarropas Real, un puesto que le permitió vincularse a la corte del faraón. Además Seneb contrajo matrimonio con una importante aristócrata conocida como Senetefes, con la cual formó una familia sin ningún tipo de problemas.

La familia aparece representada en un pequeño banco que recoge las inscripciones con los nombres de los integrantes del conjunto, también aparece el sello del faraón Didufri. Seneb aparece sentado con las piernas cruzadas en la típica posición adoptada por los escribas, mientras su esposa aparece sedente a su lado y, mientras con un brazo rodea por la espalda a Seneb, con el otro sustenta el codo.

Los dos hijos de Seneb que usualmente se deberían colocar a los lados de los padres, aparecen dispuestos bajo la figura de Seneb en el lugar que debieran ocupar las piernas de su padre. No son figuras exentas sino que están tallados en altorrelieves apoyados en la base del banco. Éstos aparecen desnudos mientras las figuras de sus padres aparecen con las vestimentas típicas, Senetefes lleva un vestido largo en blanco que se ajusta al cuerpo y le marca la anatomía mientras su esposo está vestido con el típico faldellín. Los niños aparecen en una típica postura de la estatuaria egipcia, están chupándose el dedo, muestra de su inocencia y juventud.
Las expresiones de los personajes son serenas y tranquilas y en sus rostros se dibujan unas ligeras sonrisas; son rostros personalizados que buscan el detalle y el realismo.

Así, en este grupo escultórico realizado durante la IV Dinastía es posible apreciar los parámetros estéticos más comunes en el Imperio Antiguo combinándolos a su vez con importantísimas novedades e innovaciones.

Categorías: Egipto, Escultura