Arte

Inicio Arquitectura, Renacimiento Santa María del Paular

Santa María del Paular

Publicado por Laura Prieto Fernández

El monasterio de Santa María del Paular es una de las grandes obras realizadas en España entre los siglos XIV y XV. En el proyecto se involucraron algunos de los artistas más destacados de la época, tanto arquitectos como pintores o escultores y por ello es sin lugar a dudas un referente para el arte de su tiempo.


Las obras de construcción comenzaron a finales del siglo XIV, en torno al año 1390 situando al cenobio en la Sierra de Guadarrama un lugar elegido ex profeso por el monarca Enrique II de Castilla quien también determinó que fuese ocupado por la orden cartuja como muestra de su buena voluntad al haber arrasado éste un convento de la misma orden durante los duros enfrentamientos contra Francia. De este modo podemos encontrar en el Paular la primera construcción de la Orden fundada por San Bruno en el reino de Castilla. El conjunto monacal contaba con tres ámbitos diferentes, uno de ellos el templo regentado por los monjes, el cenobio en sí mismo y por último un conjunto palaciego destinado al monarca y su corte.

Monasterio_Paular

En las obras del Paular podemos encontrar la mano de diferentes maestros de los cuales cada uno dejó sus propias señas en las construcciones proyectadas, de esta manera el arquitecto Juan Guas (1430 – 1496) fue el encargado de diseñar el claustro del convento, de gran belleza, así como la portada principal del templo y su atrio; la impronta de Abderramán quedó en el refectorio donde se puede apreciar una estética mudéjar o ya adentrados en el siglo XV las obras de Rodrigo Gil de Hontañón en la portada que daba acceso al claustro.

En Santa María del Paular la escultura resulta igual de impresionante que la arquitectura que la abarca, de esta manera podemos destacar en el interior del templo un preciosista retablo en el que nada menos que diecisiete escenas bíblicas han sido talladas sobre alabastro y que según la tradición fue encargado por el monarca Juan II de Castilla a un maestro de origen italiano; pese a ello nuevas fuentes de investigación apuntan a que la obra quizás pudiera ser realizada por algún seguidor de Juan Guas en España.

La pintura también es reseñable en este magnífico conjunto, así podemos apreciar una serie de unos cincuenta y siete obras pintadas por el artista Vicente Carducho (1576 o 1578 – 1638) relatando la fundación de la orden de San Bruno. Pese a que las obras decoraban los paños del claustro no estaban pintadas al fresco sobre el muro sino que se pintaron sobre lienzos los cuales fueron arrancado de su lugar de origen en el periodo de la desamortización y pasaron posteriormente al Convento de la Trinidad desde donde se diseminaron por varios museos. Aún hoy se conserva la mayor parte de los lienzos en España, cincuenta y siete de ellos, y la mayor parte del conjunto –diecisiete- se encuentran en los fondos del Museo del Prado de Madrid.

En el año 1876 el Conjunto de Santa María del Paular fue declarado Monumento Histórico Artístico.

Categorías: Arquitectura, Renacimiento