Arte

Inicio Bizantina, Escultura Díptico Barberini

Díptico Barberini

Publicado por Laura Prieto Fernández

El díptico Barberini se trata de díptico bizantino realizado en marfil y con incrustaciones de piedras preciosas en torno al siglo VI d. C. y atribuido a los talleres escultóricos de la antigua Babilonia. De hecho durante el imperio bizantino estas representaciones fueron muy utilizadas para conmemorar las victorias y conquistas de los emperadores y rendirles así tributo. Su nombre proviene de la familia italiana Barberini quien fue la propietaria de esta magnífica pieza durante varios años, hoy el díptico se encuentra en el Museo del Louvre de Paris.

480px-Diptych_Barberini_Louvre_OA9063_whole

En la actualidad tan sólo se conserva una de las hojas que conformarían el díptico, formada a su vez por varias placas ensambladas con remaches, pero se ha discutido mucho por los expertos si en realidad, hubiera de existir un segundo batiente puesto que las primeras placas ya son de por sí demasiado pesadas y no se han encontrado restos del ensamblaje para la segunda hoja.

Pese a ello el díptico Barberini es una de las mejores piezas de arte secular realizadas en época bizantina que han llegado hasta nuestra época. La obra está realizada en estilo teodosiano tardío lo que no deja de ser una reinterpretación de las formas clásicas con fuertes ecos helenísticos en las posiciones forzadas o expresividad de los personajes representados.

La placa central es la que articula toda la composición y la que mayor calidad estilística presenta, en ella se puede observar al emperador – siempre se pensó en Justiniano, aunque teorías más recientes apuntan a que pudiera ser Zenón- victorioso montando a caballo. Con su mano derecha sostiene una lanza detrás de la cual se observa la presencia de un bárbaro que se somete al emperador bizantino. Símbolo de la victoria y grandeza de éste aparece en la esquina superior una pequeña figura femenina que representa una Victoria y bajo las patas encabritadas del caballo una alusión a las tierras conquistadas por el emperador bajo la representación de la diosa de la tierra Tellus.

De los paneles laterales tan sólo se conserva el de la zona izquierda, éstos presenta un relieve menos abultado que el panel central y su calidad técnica es ligeramente inferior. Aparece representada la figura de, lo que se cree, es un general que posiblemente interviniera en las campañas militares del emperador. Pese a no tener noticias de la tabla perdida de la derecha podemos suponer que en ella habría representada otra figura semejante.

El panel inferior realizado en bajorrelieve representa una procesión de bárbaros que convergen hacia una pequeña victoria situada en el centro que eleva su mirada hacia el emperador rindiendo homenaje a éste. Por su parte el panel de la zona superior representa bendición divina al emperador. Cristo aparece inmerso en una imago clipeata – un círculo o clípeo con la representación de Cristo- sostenida por dos ángeles dispuestos en una forzada postura que ocupan la mayor parte del panel. Junto con los ángeles aparece en la zona derecha la representación de un sol mientras a la izquierda encontramos una luna y una estrella.

Categorías: Bizantina, Escultura