Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Leda y el cisne, Leonardo da Vinci

Leda y el cisne, Leonardo da Vinci

Publicado por Laura Prieto Fernández

Leonardo da Vinci es una de las figuras más destacables y enigmáticas de la historia del arte, sus obras causan admiración e intriga a partes iguales. En esta ocasión nos encontramos ante un tema clásico muy reproducido durante la época renacentista pero que bajo los pinceles de Leonardo ha adquirido una nueva dimensión. La obra de Leda y el cisne es un tema mitológico, extraído de las Metamorfosis que escribió Ovidio y que el artista florentino debió de tratar en torno a 1510 o 1515.

442px-Leda_and_the_Swan_1510-1515

Da Vinci (1452 – 1519) fue uno de los más grandes humanistas y polímatas del Renacimiento italiano, junto con Miguel Ángel y Rafael formaron la gran triada de pintores renacentistas. Y sin embargo Leonardo no puede ser encasillado solamente como pintor, su capacidad creativa e imaginativa conjugada con su gran intelecto y habilidad hizo que el humanista trabajara ámbitos tan distantes como el dibujo, la aeronáutica o el urbanismo.

En el terreno artístico se formó en el taller de Verrochio y trabajó para algunos de los más importantes comitentes de su época. Formó su propio taller del que salieron artista como su fiel alumno Federico Melzi ligado al maestro en sus últimos años de vida y quien le acompañó a Francia donde pasó sus últimos años.

La obra de Leonardo representaba uno de los amores de Zeus; el todo poderoso dios de los griegos se transformó en cisne para yacer con la hermosa Leda, reina de Esparta. Del fruto de esa unión nacieron dos huevos hijos de Zeus, Helena y Pólux.

Actualmente la obra de Leonardo da Vinci se ha perdido y las pocas noticias que de ella nos han llegado nos permiten conocer escasos datos: parece ser que la obra debía estar realizada siguiendo la técnica del óleo sobre tabla y que a la muerte de Leonardo su discípulo Giacomo Caprotti da Oreno, conocido como Salai se haría con la obra. En torno a 1625 la Leda de Leonardo aparece documentada en la localidad francesa de Fontainebleau pero por la descripción que se ofrece ciertos elementos parecen diferir de las copias que nos han llegado.

En las carpetas de dibujos del artista se ha podido observar numerosos trabajos preparatorios que se relacionan con la obra de Leda. La figura usada como modelo parece coincidir con la Virgen de su conocida obra La Virgen de las rocas, por lo que se ha pensado que en ambos casos el artista se inspirase en el rostro su propia madre.

A partir de las copias que nos han llegado podemos realizar una composición mental de la obra de Da Vinci; el artista representaría a Leda de pie y completamente desnuda – éste sería el único desnudo integral de toda su producción– que aparece sosteniendo el larguísimo cuello de un enorme cisne. El cuerpo de la joven estaría trabajado con un gran toque de sensualidad potenciado por la línea serpentinata que describen sus formas y el contrapposto de su postura. A los pies completando la escena aparecerían los huevos con los hijos de Leda y Zeus aunque ésta es la parte que ha admitido más interpretaciones.

Categorías: Pintura, Renacimiento