Arte

Inicio Vanguardias Artísticas del siglo XX Beta Lambda de Morris Louis

Beta Lambda de Morris Louis

Publicado por A. Cerra

A principios de los años 60 del pasado siglo XX, hubo un crítico de arte estadounidense que comenzó a utilizar el término “abstracción post-pictórica” para referirse a un grupo de pintores que generaban una serie de imágenes dominadas por el color y la forma, pero sin ningún intento de transmitir sensaciones como lo hacían los artistas precedentes del Expresionismo Abstracto.

Beta Lambda de Morris Louis

Son creadores que reducen los elementos pictóricos al máximo, sin preocuparse en absoluto de la expresividad o contenido de su pintura. Como si eludieran pintar en un contexto histórico o personal concreto. Son cuadros carentes de figuración, tan solo son telas que se convierten en una especie de campos de color que necesitan de un espectador para que se transformen en un material artístico. Los pintores han eliminado no solo figuras, sino también texturas, composiciones, narrativa, no son más que superficies planas y coloreadas, y son los propios espectadores los que le confieren su valor material y artístico.

En esta línea se desarrolla la obra de artistas como Frank Stella, Kenneth Noland, Jules Olitsky o Morris Louis de quien os mostramos aquí la obra Beta Lambda de 1960 que se guarda en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York.

Este artista en esos años creó cuadros que se caracterizan por ser campos de color perfectamente delimitados, en los que la forma no es lo importante. La clave es el color, un color sólido y preciso, cuyo único límite es realmente la forma del cuadro. Ya que queda muy claro que se trata de una superficie absolutamente plana, sin cualidad táctil alguna, y por supuesto sin ninguna referencia a los conceptos de perspectiva o a la profundidad.

Tampoco hay gesto visible en la pincelada, ni aspecto de materia o textura. El color es el único elemento pictórico, y se contempla como algo autosuficiente, capaz por sí solo de generar la obra.

El cuadro pertenece a una serie de imágenes, que es como desarrollaba su trabajo Morris Louis (1912 – 1962). En concreto a la serie Unferied (Desdoblados). Una serie en la que tiñó la tela de un color base, de manera que parece que no ha aplicado el óleo directamente sobre el lienzo. En definitiva, un arte que aunque no haga referencia a contexto alguno, la verdad es que hay que entenderlo en su momento histórico concreto, como reacción al expresionismo de artistas de Estados Unidos inmediatamente anteriores y exitosos como Jackson Pollock, Willem de Kooning o Mark Rothko.

Categorías: Vanguardias Artísticas del siglo XX