Arte

Inicio Arquitectura, Modernista Casa de les Punxes

Casa de les Punxes

Publicado por Laura Prieto Fernández

Durante los últimos años del siglo XIX y principios del siglo XX surgió por toda Europa el movimiento modernista que afectó a casi todas las disciplinas artísticas. En España y especialmente en Cataluña el modernismo tendrá una gran importancia como el reflejo de una sociedad burguesa enriquecida con las exitosas fábricas textiles pero también como un elemento diferenciador que se vio potenciado por la conocida Renaixença. En este sentido a las formas decorativas del estilo modernista se unieron múltiples referencias catalanistas que permiten diferenciar esta estética por la puesta en valor de los elementos regionales.
Muchos arquitectos y artistas de la época tuvieron en esta etapa su máxima difusión y si bien es verdad que quizás el más conocido de todos ellos sea Antonio Gaudí muchos otros nombres brillaron en el panorama arquitectónico de la época aunque en algunas ocasiones fuesen eclipsados por el genio de Reus. Josep Puig i Cadafalch (1867 – 1956) fue uno de esos grandes arquitectos modernistas y el autor de la obra que aquí analizamos y que se conoce como Casa de les Punxes pese a que su verdadero nombre sea La Casa Terrades.

800px-Casa_de_les_Punxes_-_001

Puig i Cadafalch está considerado por el expertos como el último gran arquitecto del modernismo en Cataluña y el primer representante de la nueva estética del novecentismo. Discípulo de otro de los grandes, Lluìs Domenech i Montaner estudió arquitectura en Barcelona y posteriormente fue nombrado catedrático en la Escuela de Arquitectura. En la Avenida Diagonal encontramos la residencia familiar de la familia Terrades, una importante familia de la industria textil.

En pleno ensanche de Barcelona las tres hijas de la familia Terrades habían heredado tres parcelas colindantes y encargaron al arquitecto modernista la construcción de un palacete urbano y multifamiliar. El diseño de Puig en la parcela se desvinculó de la conocida trama en damero que Cerdá había planteado para la ampliación de la ciudad y con la que el arquitecto se mostraba abiertamente en contra.

La Casa de les Punxes es un fiel reflejo de la condición social de la familia Terrades, en ella se hace ver el alto estatus social de la familia y se potencian elementos catalanistas tradicionales. La fachada exterior está realizada en ladrillo visto y en ella el artista ha plasmado las influencias del estilo neogoticista de inspiración de las obras del norte de Europa, con altas torres cónicas que rematan en puntiagudos tejados –de ahí su sobrenombre como Casa de los Pinchos- y superposición de ventanas en la fachada principal que recuerdan a las iglesias del románico germánico.

Destaca la decoración vegetal del edificio de ambiente realista y los plafones de cerámica que representan escenas regionales como el de San Jordi. En 1979 la casa familiar de los Terrades fue declarada Monumento Nacional.

Categorías: Arquitectura, Modernista