Arte

Inicio Arquitectura, Gótica Catedral Edimburgo

Catedral Edimburgo

Publicado por Laura Prieto Fernández

La High Kirk of St. Giles en Edimburgo es más conocida como Catedral de Edimburgo pese a que ésta no ostenta el título de catedral puesto que Edimburgo carece de obispo. Pese a ello la High Kirk es una de las construcciones eclesiásticas más importantes de toda Escocia.

El edificio que hoy podemos apreciar responde a una síntesis de diferentes espacios arquitectónicos realizados en un amplísimo periodo de construcción que ubican en la zona antigua de la ciudad, en la prestigiosa calle de la Milla Real.

800px-Edimburgo_catedral_San_Gil

La iglesia de San Gil se levantó en el mismo espacio que ocupaba una pequeña parroquia de la ciudad del siglo IX; posteriormente – en torno a 1120- ésta fue derruida y se levantó un espacio que permitía albergar a un mayor número de fieles, la familia real escocesa pretendía de esta manera alentar el culto cristiano en la zona del Sur de escocia, quizás también por ello se decidió renunciar a la antigua advocación de San Andrés y dedicar el espacio a San Gil, un monje ermitaño patrón de los leprosos. Con todo son pocos los restos arquitectónicos de este pequeño templo que aún perduran en el edificio actual, debido a un pavoroso incendio que arrasó la mayoría de la construcción.

La reconstrucción del templo se realizó siguiendo los parámetros estilísticos del estilo gótico inglés, así se planteó la construcción de un templo de tres naves con la central más alta y ancha que las laterales, transepto marcado en planta y cabecera semicircular. Durante el siglo XV se realizaron algunos añadidos más y así se construyó una cuarta nave que aparece decorada con una gran variedad de banderas heráldicas en honor a una antigua orden de caballería denominada como Orden del Cardo. También se levantó el denominado como Pasillo del Preston un espacio para albergar la reliquia más valiosa de la ciudad, el brazo de San Gil.

También se adosaron capilla privadas en todo el perímetro de la iglesia lo que desvirtuó la primitiva planta latina y adecuó el templo a las características de la arquitectura religiosa protestante. Fruto de la reforma protestante se eliminó la capilla mayor del templo y se dispuso un transepto que no se marcaba en planta con la misma altura de las naves. En el centro del transepto se dispuso un pequeño altar que se encuentra flanqueados por cuatro pilares de gran grosor, elementos rescatados de las arquitecturas anteriores.

En cuanto a la cubrición se utilizaron las típicas bóvedas de abanico propias del estilo goticista inglés para la nave principal mientras que las laterales se cubrieron bóvedas de crucería más simples.
Destaca en su aspecto exterior la impresionante cúpula abierta en forma de corona que cubre la torre campanario.

Ya en pleno siglo XX una nueva reforma incorporó al ya de por sí ecléctico templo una nueva capilla en honor a la Orden del Cardo, la conocida como Capilla Thistle, realizada en estilo neogótico.

La larga vida de este templo le ha llevado a pasar por innumerables reformas y modificaciones pero también a ser uno de los enclaves más importantes de la región escocesa.

Categorías: Arquitectura, Gótica