Arte

Inicio Arquitectura, Gótica La Catedral de Ulm

La Catedral de Ulm

Publicado por A. Cerra

Se trata de un edificio de estilo Gótico que se inició a construir en torno al año 1377, pero que no fue concluido hasta el año 1890, si bien durante todos estos siglos de construcciones se siguieron los dictados de los planos concebidos en el siglo XIV.

De hecho, el motivo de que se construyera este templo, es que anteriormente a él, la iglesia parroquial de Ulm se encontraba situada más allá de las murallas de la ciudad. Por ello se decidió acometer la construcción de una iglesia intramuros. Para ello se contó con la colaboración económica de los vecinos más pudientes y adinerados de Ulm, que sufragaron los gastos de la obra y que encargaron los trabajos al maestro de obras Heinrich II Parler en 1377.

Catedral de Ulm

Catedral de Ulm

No obstante, años después, concretamente en 1392, la dirección de los trabajos recaló en el maestro Ulrico Ensinger, quién modificó sustancialmente el proyecto inicial, y fue quién concibió básicamente el gigantesco templo que hoy conocemos. Y es que hay que tener en cuenta que Ulrico Ensinger fue uno de los artífices que trabajaron en la construcción de otro de los grandes templos góticos de la época: la Catedral de Estrasburgo, situada en Alsacia, un territorio fronterizo históricamente entre las tierras de Francia y Alemania.

Porque la iglesia de la ciudad alemana de Ulm es el templo gótico más alto del mundo, especialmente por las dimensiones de la gran aguja central que corona la fachada sur del templo. Una torre que alcanza más de 161 metros de altura. Aunque el resto de dimensiones de este templo de cinco naves no son nada despreciables, ya que tiene una longitud de más de 120 metros y una altura interna que llega a elevarse casi 50 metros.

Parece portentoso que con los medios de la época se pudiera concebir y levantar semejante edificio, y no es extraño que su construcción se dilatara durante cinco siglos. Y sin embargo, aunque fue concluido de forma definitiva a finales del siglo XIX, lo cierto es que se siguieron los planos medievales para su edificación.
Y es que la catedral es un ejemplo prototípico de la arquitectura del Gótico más vertical, basada en el empleo del arco apuntado, los enormes pilares con infinidad de columnas adosadas que reciben todos lo empujes de las nervaduras que sustentan las bóvedas de crucería del interior.

Como curiosidad, hay que saber dos datos. En primer lugar que pese a su nombre de Catedral de Ulm, en realidad nunca ha podido ser considerada como tal, ya que nunca ha tenido aquí su sede ningún obispo, y el obispado al que pertenece este templo está ubicado en la ciudad de Stuttgart.

Y también hay que saber que se trata de una iglesia luterana. Pese a que en sus inicios nació como templo de la religión católica, como consecuencia de la Reforma de Lutero que tuvo lugar en 1529, el templo pasó a ser de credo protestante, lo cual se mantiene en la actualidad.

Categorías: Arquitectura, Gótica