Arte

Inicio Arquitectura, Gótica Catedral de Laon

Catedral de Laon

Publicado por Laura Prieto Fernández

A menudo la catedral de Laon es una de las grandes catedrales olvidadas y sin embargo, en ella encontramos algunas de las primeras manifestaciones del estilo gótico surgido en Francia durante la Baja Edad Media. Dedicada a Nuestra Señora de Laon su construcción comenzó en torno al siglo XII a lo largo de la época románica. En esta épocas, las grandes catedrales surgieron en torno a los caminos de peregrinación -en este sentido debemos destacar obras como Saint Denis o Saint Sernin de Toulouse ambas en Francia- de esta manera, en los primeros años del estilo gótico se continuó con la misma tendencia y así la catedral de Laon que aquí nos ocupa se convirtió en una de los puntos de referencia del Camino francés hacia Santiago de Compostela.

240px-2-Cathédrale_de_Laon

Se trata de un edificio de planta de cruz latina con tres naves, de las cuales la central es más ancha y alta que las laterales permitiendo así su iluminación interior. En el cuerpo de naves nos encontramos ante un espacio ligero gracias al uso de columnas para sostener las arcadas de medio punto que separan las naves, sobre éstas se levanta la galería con dobles arcos y vanos que iluminan el templo; el triforio cuya sección se articulaba con un trio de arcos y en último lugar los ventanales. En cuanto a las cubiertas la nave principal aparece techada por una bóveda sexpartita mientras que las laterales lo hacen con bóvedas cuatripartitas.

En el proyecto original la catedral contaba con la típica girola o deambulatorio que permitía a los peregrinos transitar por el interior del templo sin que éstos interrumpieran las celebraciones del templo no obstante y en última instancia, el desarrollo del coro llego a ser tal en la catedral de Laon que ocupó la mayor parte del espacio reservado para el transepto y la cabecera. El alzado del transepto sigue el mismo esquema que el resto de la catedral con la diferencia de que en el muro norte y sur el triforio ha sido eliminado y en su lugar tan solo encontramos muro cerrado. En la planta el transepto incorpora capillas absidiales preludiando el gran desarrollo de las cabeceras góticas.

Entre el transepto y la cabecera del templo se interpone un grandísimo coro de sección rectangular que hace que la cabecera y el transepto queden desvinculados situándose éste casi en la mitad del conjunto catedralicio.
En la fachada principal encontramos un pórtico abocinado con triple arcada que permite el acceso al interior del templo, un cuerpo de vidrieras, el rosetón central y otro cuerpo más de arcadas ciegas, completando el conjunto dos torres cuadrangulares se abren en los laterales de la fachada. En Laon podemos encontrar el primer esquema de fachada gótica influenciada por las iglesias germanas de época románica. La catedral de Laon destaca por las múltiples figuras de bueyes que adornan las torres y que según la leyenda aparecieron milagrosamente para ayudar en la construcción del templo.

En la actualidad el conjunto original se encuentra un poco desvirtuado debido a los numerosos añadidos posteriores.

Categorías: Arquitectura, Gótica