Arte

Inicio Arquitectura Estadio del Nido de Pájaro de Pekín

Estadio del Nido de Pájaro de Pekín

Publicado por A. Cerra

En los últimos tiempos la arquitectura de los grandes estadios deportivos está siendo de una de las grandes protagonistas en las innovaciones del arte de la construcción. Y un buen ejemplo es el Estadio del Nido de Pájaro que se construyó en Pekín con motivo de los Juegos Olímpicos de 2008.

El Nido de Pájaro de Pekín

La obra fue un diseño de la dupla de arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, con un enorme prestigio en el panorama de la arquitectura actual, algo que sin duda se ha multiplicado tras el resultado final y la fama que ha cobrado esta edificación, cuya aspecto externo es realmente soberbio gracias a ese peculiar entramado de acero que recuerda el tejido de los nidos de las aves.

Pero además de su estética, también llama la atención por sus grandes dimensiones, con 330 metros de largo, 300 de ancho y casi 70 de altura. La verdad es que la obra tiene mucho de aparato, y sin duda China la ideó como un monumental escaparate de su poderío económico. Para lo cual no dudó en gastar todo el dinero que hiciera falta.

Su construcción se prolongó desde 2003 hasta 2008, de hecho se inauguró para las Olimpiadas sin que estuviera concluido al 100%, algo que se logró una vez acabados los Juegos. Para entonces se concibió como un recinto para 90.000 espectadores. Una cifra que luego se ha reducido.

Sin duda estéticamente es una maravilla, algo que en gran parte se debe a la colaboración del artista chino Ai Weiwei, quien diseñó ese entrelazado de vigas de acero que envuelve el recinto, el cual también se puede ver como una gigantesca silla de planta ovalada. Si bien hay que decir que hay como dos estructuras independientes. Por un lado el centro de hormigón con el graderío y luego la estructura de acero, la más pesada y grande del mundo.

Además se tuvieron en cuenta cuestiones como la flexibilidad de las instalaciones para futuros usos tanto deportivos como culturales. Así como se incorporaron criterios de sostenibilidad, como las canalizaciones que permiten recoger y usar para limpieza el agua de la lluvia, o también hay un importante aporte de energía solar. E igualmente cuenta con una gran bomba de calor geotérmico para la climatización del edificio.

El Nido de Pájaro de Beijing se ha convertido en un referente de la construcción de estadios modernos, en los que se tienen en cuenta muchos factores, más allá del espacio deportivo o la circulación de personas en su interior. También se incorporan en este tipo de obras conceptos como parkings, espacios de consumo y de ocio en su interior. O sea, es como una especie de centro comercial donde no faltan tiendas, gimnasios, restaurantes o cines.

Sin embargo, pese a todo ello, eso no logra ocultar que en la actualidad se trata de una maravillosa obra infrautilizada, todavía más si tenemos en cuenta su desmesurado coste.

Categorías: Arquitectura