Arte

Inicio Arquitectura, Contemporánea Estadio de Wembley de Norman Foster

Estadio de Wembley de Norman Foster

Publicado por A. Cerra

Está claro que hoy en día la arquitectura contemporánea está desarrollando sus grandes proyectos en edificios bien distintos a los más tradicionales como pueden ser las catedrales o los palacios. En el siglo XXI muchas de las grandes obras arquitectónicas son aeropuertos, bancos o estadios deportivos. Como ejemplo basta con recordar una de las últimas joyas de la arquitectura actual: el estadio olímpico del Nido del Pájaro en Pekín.

Wembley Stadium

Pues bien, uno de los arquitectos más prestigiosos de las últimas décadas, el británico Norman Foster, ha realizado proyectos en todo ese tipo de construcciones desde su primera gran obra maestra: el Shanghai Bank de Hong Kong. Así que parecía que este artista que incluso tiene el título de “sir” era el más oportuno para dirigir la remodelación de uno de los grandes templos de la cultura británica. Nos referimos al Estadio de Wembley en Londres, cuya primera versión ya era un icono del patrimonio inglés y del deporte en general, pero que era evidente que había quedado añejo dadas sus instalaciones inauguradas para la Copa Mundial de Fútbol de 1966.

Wembley es el estadio donde siempre juegan las selecciones de fútbol y rugby sus partidos como local. Además es el gran escenario para grandes conciertos o eventos de primerísimo nivel. Por ello era obligado modernizarlo, más aún teniendo en cuenta que en 2012 se iba a celebrar unos Juegos Olímpicos en Londres.

Así que el proyecto se le encargó a Foster & Partners, que ya habían realizado otras obras en la capital británica, como el célebre Puente del Milenio sobre el río Támesis. Y el equipo de arquitectos optó por destruir las famosas torres del Old Wembley, pero debía incorporar otro elemento carismático. Y ese fue el gran arco, algo que no es solo visual, sino que es estructura. En este gigantesco arco de 7 metros de diámetro, 133 de altura y más de 300 de longitud se sustenta gran parte del techo del estadio.

Wembley Stadium antiguo

Un techo retráctil para cubrir los 90.000 asientos y el campo de juego si hace falta. Además ese aforo puede variar, teniendo en cuenta que se puede transformar la superficie para acoger otros deportes.

En definitiva, New Wembley es una obra icónica, de dimensiones espectaculares, por ejemplo la circunferencia de todo el recinto se prolonga durante un kilómetro si la pusiéramos en línea recta. Además es una obra bella que adquiere todavía más protagonismo de noche, cuando su gigantesco arco se ilumina, haciéndose visible desde gran parte de la ciudad. Todo un referente en la arquitectura de estadios deportivos. Eso sí, su coste fue inmenso, aunque la verdad es que estamos hablando de uno de los campos de fútbol más reverenciados del mundo. Un lugar que recibe visitantes los días de partido y los días que no.

Categorías: Arquitectura, Contemporánea