Arte

Inicio Arquitectura, Grecia Tholo de Delfos

Tholo de Delfos

Publicado por Laura Prieto Fernández

Tradicionalmente las construcciones griegas se asocian con formas rectangulares siguiendo la tipología tradicional de los templos, sin embargo la arquitectura griega fue mucho más prolífera y existen otras tipologías menos numerosas pero igual de significativas, así es el caso de los famosos Tholos o tolos.

El Tholos es una construcción circular cuya función aún no parece del todo clara aunque podría estar relacionada con el culto a las divinidades como los templos tradicionales. Si bien es cierto que la forma circular se asocia desde el neolítico con los monumentos funerarios, en la cultura Griega su construcción cayó en desuso durante la época arcaica y no fue de nuevo utilizado hasta el siglo IV en Delfos.

450px-Delphi_tholos_cazzul

El famoso Tholos de Delfos se encuentra ubicado dentro del santuario dedicado a Athenea Pronaia. Éste se encontraba en la falda sur del Monte Parnaso en la región de Delfos y era uno de los lugares más visitados en la antigüedad al situarse en las inmediaciones del famoso Oráculo de Delfos. El santuario de Athenea Pronaia se encuentra junto al Templo de Apolo lugar que albergaba el famoso oráculo, un lugar donde los griegos consultaban el beneplácito de los dioses sobre sus futuras decisiones. Así Delfos llegó a convertirse en uno de los centros del mundo antiguo y el Monte Parnaso en un lugar de paso obligatorio para conocer las decisiones que los dioses tomaban sobre el destino de los hombres.

El santuario de Atenas ocupaba la segunda de las tres terrazas en que se dividía el monte, conocida como Marmaria; sus construcciones apenas se conservan, hoy son un conjunto de ruinas que apenas nos dejan hacernos una idea de la grandeza de las construcciones que allí se levantaron y fueron derruidas a causa de un fuerte terremoto.

El Tholos es sin duda la parte que mejor se conserva de todo el conjunto, parece que su datación podría encontrarse en torno al año 380 – 360 a.C. y fue realizado en grandes sillares de piedra marmórea, de ahí el nombre de la terraza Marmaria. Según relata Vitrubio el arquitecto de tan novedosa construcción pudo ser Teodoto de Focea quien aunaría las formas estilísticas del siglo anterior con una planta novedosa para establecer un nuevo modelo constructivo que será reproducido con posterioridad.

La planta circular se desarrolla como una construcción monóptera, rodeada de una sola fila de columnas, que suman un total de veinte y son de tipo dórico. En el interior como si de una cella se tratara aparecen otras diez columnas, esta vez más estrechas de tipo corintio. En la actualidad las columnas que están levantadas son fruto de una reconstrucción que nos permite hacernos una idea de la forma que podría tener el Tholos.

Su decoración exterior, de la que hoy apenas se encuentran unos restos en el Museo de Delfos, relataba escenas de la Amazonomaquia –lucha entre Amazonas- y Centauromaquia –lucha de los centauros-. En cuanto a sus medidas se ha estimado que la circunferencia exterior podría alcanzar los catorce metros de diámetro mientras que la interior serían unos ocho metros y medio.

Categorías: Arquitectura, Grecia