Arte

Inicio Arquitectura, Neoclasicismo Panteón de los Hombres Ilustres

Panteón de los Hombres Ilustres

Publicado por A. Cerra

El Panteón de los Hombres Ilustres de París fue construido por el arquitecto francés Jacques Gabriel Soufflot nacido en 1713 en la localidad de Irancy y muerto en la capital de Francia en 1780. La obra la comenzó en el año 1758 tras recibir el encargo directamente del rey francés, quién quería que allí hubiese una iglesia bajo la advocación de Santa Genoveva, que después fue conocida como iglesia de la Paz, y finalmente se convirtió en el lugar de enterramientos de algunos personajes relevantes para la historia de Francia.

Panteón de Hombres Ilustres de París

Panteón de Hombres Ilustres de París

Por sus fechas de realización a mediados del siglo XIX, la construcción se adscribe a la primera etapa del estilo Neoclásico. Se trata de un templo con planta de cruz griega, aunque esa estructura básica no se manifiesta al exterior debido a la presencia de una cúpula de desarrollo muy prolongado en altura, sensación conseguida gracias al empleo reiterado de varios tambores así como a la existencia de una esbelta linterna en su cúspide.

La fachada principal del edificio posee un pórtico coronado por un frontón triangular repleto esculturas. Estos relieves se hicieron con posterioridad a que concluyera la obra Soufflot, y por eso se trata de unas esculturas de un estilo más romántico. Esa estructura de pórtico hexástilo, es decir, con seis columnas en el frente, evoca bien a las claras la arquitectura grecolatina que tanto amaban los artistas neoclásicos, y sin duda recuerda al Panteón de Agripa conservado en Roma.

Otra referencia clara que nos recuerda este edificio es al arquitecto italiano Palladio, o más concretamente a su influencia en la arquitectura de Gran Bretaña, concretamente a la catedral de San Pablo de Londres.

En definitiva, este edificio es uno de los máximos exponentes del Neoclasicismo en Francia, y ello a pesar de que su arquitecto Soufflot, mostró en sus inicios una fuerte influencia de las formas góticas, antagónicas en muchos sentidos a lo clásico.

En realidad, Soufflot para este edificio puso en práctica las teorías de Laugier, por aquel entonces muy vigentes entre los constructores franceses en general y parisinos en particular. Esta teoría promulgaba las virtudes de la arquitectura adintelada, aludiendo a que el origen de la arquitectura se encontraba en las cabañas más populares de un techado plano sostenido por pilares y columnas. Pero aún así, aparece esa tremenda cúpula que dota de verticalidad y curvas a las líneas del edificio. Y es que ya se ha citado que a Soufflot siempre le interesó el estilo gótico, un periodo de la arquitectura que admiraba por la sensación de ligereza que se respira en aquellas catedrales de los siglos XIV y XV, y aunque esta cúpula no tiene nada que ver con las formas góticas, él siempre que incorporaba elementos que variaban la regularidad y sobriedad clásica, y se remitía al Gótico como un estilo de referencia.

Categorías: Arquitectura, Neoclasicismo

No hay comentarios para “Panteón de los Hombres Ilustres”