Arte

Inicio Arte Rupestre Cuevas de Ajanta

Cuevas de Ajanta

Publicado por A. Cerra

Las Cuevas de Ajanta es una extraordinaria obra de arte que mezcla la arquitectura, la escultura y la pintura. Y además es arte religioso al tratarse de un conjunto budista, pero además es arte rupestre ya que estamos hablando de una serie de espacios subterráneos compuesto por unas 30 cuevas en las que se comenzaron a realizar trabajos artísticos aproximadamente en el siglo II antes de Cristo. Si bien las realizaciones que se conservan hoy en día fueron creadas en tiempos posteriores.

Interior de las Cuevas de Ajanta

El hallazgo por parte de un soldado de la Compañía Británica de las Indias Orientales fue casi casual. Esa entidad colonial se encontraba en la región de Maharashtra, y aquel soldado de nombre John Smith estaba cartografiando la zona. Así que en sus caminatas vio entre la maleza unas piedras talladas. Y tras limpiar toda aquella área de vegetación tuvieron ante sí una gran pared de roca en la que se ven la entrada a las Cuevas de Ajanta. Era el año 1819.

Allí hay un conjunto artístico impresionante. Para empezar porque se halla en un filón de piedra basáltica de origen volcánico de tremenda dureza. Y sin embargo sobre ese material se tallaron numerosos relieves, columnas y estatuas. Todo ello realizado entre ese siglo II antes de Cristo y el V y VI de Nuestra Era.

Todo ese repertorio es temática budista, ya que está representado un enorme ciclo de pinturas al fresco con la vida de Buda. Y lo extraordinario es que se usaron unos pigmentos vegetales, animales y pasta de barro, que se han conservado durante siglos gracias a que el lugar es muy oscuro, y por supuesto a que en un momento fue abandonado. De esta manera estamos ante los frescos más antiguos de la India, en los que además se puede ver la evolución estética que hubo en el pasado.

No obstante, además de la maravilla artística que supone y por lo que están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, también ocultan muchos misterios. Por ejemplo, qué razón les llevó a los monjes budistas a iniciar semejante obra. Y no solo eso, una vez que estuvo construido todo el conjunto, ¿por qué sería abandonado? Si bien para esta última pregunta quizás haya que valorar que en esta zona del centro de la India, llegó un momento que el Hinduismo cobró muchísima fuerza.

De hecho en las vecinas Cuevas de Ellora, también hay un fascinante conjunto excavado pero en este caso confluyen las figuras relativas a tres religiones: el Budismo, el Hinduismo y el Jainismo.

Categorías: Arte Rupestre