Arte

Inicio Escultura, vanguardia Escultura invertida de La Trobe en Melbourne

Escultura invertida de La Trobe en Melbourne

Publicado por A. Cerra

Uno de los escultores más dinámicos y reconocidos de Australia en la actualidad es Charles Robb, nacido en el año 1971. Un creador con una larga trayectoria creativa, a lo largo de la cual siempre inspirado en la figura humana. Si bien, su fama y el renombre ha alcanzado una dimensión mundial gracias a esta curiosa escultura que se ha convertido en uno de los lugares más visitados de la moderna ciudad de Melbourne, al sur del país.

Escultura de Charles La Trobe

Se trata de una escultura al estilo clásico, de un gran hombre en la historia de la ciudad, con un pose de orgullo hacia su labor y con unos rasgos perfectamente reconocibles. Pero hay algo que la hace totalmente diferente a otras estatuas conmemorativas. Y es que el autor la ha colocado al revés. El pedestal es la parte alta y la figura que parece de bronce, aunque en realidad es de fibra de vidrio y plástico está literalmente cabeza abajo, hincada en el suelo.

Tal vez se podría pensar que se trata de humillar al personaje. Pero todo lo contrario. El homenajeado es Charles Joseph La Trobe, quien fuera vicegobernador del estado australiano de Victoria desde 1839 hasta 1854. Un periodo de gobierno de lo más fecundo para la urbe, ya que creó importantes instituciones en Melbourne como la Galería Nacional, la Universidad o Real Jardín Botánico. Todo ello auspiciado por la riqueza que proporcionaban las explotaciones mineras y por las sabias decisiones del vicegobernador. Un personaje de espíritu romántico, amante de las letras y también de la naturaleza, ya que sacaba tiempo para la escalada y para adelantarse a su tiempo con políticas conservacionistas.

Es decir, que La Trobe es un personaje muy valorado por los vecinos de Melbourne, así que colocarlo en tal postura podría parecer un sacrilegio. Y aunque Robb jamás ha terminado de aclarar los motivos de esa instalación, lo cierto es que ha expresado más de una vez que así se lograría que fuera un personaje recordado y reconocido. Algo que efectivamente sí se ha conseguido, al convertirse desde 2007, en una verdadera atracción de la ciudad.

Son muchos los turistas que se acercan hasta el campus de la Universidad, para ver la escultura. Por cierto una universidad que también lleva el nombre de La Trobe. Aún así todavía hay gente de la ciudad e incluso del resto de Australia que no termina de comprender la obra, y califica de una total irreverencia ese acto de colocar su escultura al revés. Pero la verdad es que la gente admira su forma. llama la atención, provoca y sorprende, cualidades que siempre son de agradecer en las creaciones artísticas. Pero al mismo tiempo esos espectadores también descubren un personaje clave en el acontecer histórico de Melbourne, como ahora mismo ha ocurrido contigo, pues si has terminado de leer estas líneas ya puedes decir quién fue Charles La Trobe.

Categorías: Escultura, vanguardia