Arte

Inicio Escultura, Manierista Hércules y Caco, Bandinelli

Hércules y Caco, Bandinelli

Publicado por Laura Prieto Fernández

La rivalidad entre artistas es una de las facetas más oscuras que podemos encontrar en el mundo del arte, algo tan humano y natural como la envidia de las personas queda, en algunas ocasiones, reflejado en las obras de arte. Este es el caso de la obra que aquí nos ocupa, Hércules y Caco, un grupo escultórico que fue realizado por el artista Baccio Bandinelli competidor directo y gran rival del artista Miguel Ángel Buonarroti.

675px-Firenze.Hercules01

En poco tiempo Miguel Ángel había convertido en una de las figuras artísticas más destacadas de toda Italia, su fama crecía por momentos gracias a los grandes encargos de los comitentes más importantes y su genialidad no tenía parangón. La genialidad y buenaventura del genio renacentista también le hizo cosechar envidias de otros artistas destacados y quizás su rivalidad con Bandinelli fuese una de las más sonadas.

Baccio Bandinelli (1493 – 1560) fue un pintor y escultor de origen florentino. Hijo de un orfebre, Bandinelli pronto mostró una gran predisposición para las Bellas Artes y fue uno de los discípulos más destacados del artista Francesco Rustici. Bandinelli que siempre había sido fiel a la familia Médicis recibió como encargo para realizar esta escultura del papa Clemente VII a principios de la década de los treinta pero cuando la obra estaba en pleno proceso de ejecución, la familia Médici tuvo que abandonar Florencia y con ella todos sus partidarios. No fue hasta que intervinieron las tropas de Carlos V cuando la familia recuperó el control de la ciudad y finalmente Bandinelli pudo acabar su obra.

El grupo representa una de las luchas de Hércules; cuando el semidiós se encontraba cuidando el rebaño de Gerión el gigante Caco capturó a una de sus reses y cuando Hércules fue a rescatarla Caco le lanzó torbellinos de fuego por la boca. El semidiós acabó con el gigante matándolo a garrotazos con una porra. Este es precisamente el momento escogido por el artista para representar su escultura, Hércules sostiene el cuerpo sin vida de Caco mientras que en la otra mano aún conserva el garrote.

La obra de Bandinelli pretendía competir con el David de Miguel Ángel, no en vano se había formado en el manierismo donde los jóvenes artistas trataban de imitar la maniera de los grandes; por otro lado y según las crónicas de la época Bandinelli mantenía una intensa disputa pensando que la genialidad del florentino estaba en la monumentalidad de sus piezas. Quizás por ello el grupo de Hércules y Caco supera los cinco metros de altitud pero pese a ello, no logra la majestuosidad de ningunas de las piezas de Miguel Ángel.

Cuando el Hércules de Bandinelli y el David de Miguel Ángel se expusieron juntos en la Plaza de la Signoria, sus contemporáneos comenzaron a arrojar las primeras críticas a la obra de Fancelli por su pesadez, inmovilismo e incluso teatralidad de los gestos de los personajes. El propio artista Benvenuto Cellini calificó el cuerpo de Hércules como “un saco lleno de melones”.

Categorías: Escultura, Manierista