Arte

Inicio Abstraccionismo, Pintura Eco nº5, Pollock

Eco nº5, Pollock

Publicado por Laura Prieto Fernández

Cuando a finales del siglo XIX comienzan a aparecer los primeros experimentos con la fotografía los artistas pictóricos comienzan a darse cuenta que la corriente realista y naturalista que se basaba en la captación de la realidad tendría desde entonces pocas opciones de sobrevivir. Estos nuevos avances en el campo de la fotografía propiciaron que un grupo de pintores comenzasen a buscar nuevos caminos en los que enfocar su arte, de esta manera surgieron las vanguardias artísticas más preocupadas del proceso pictórico que de la captación de la realidad; este nuevo camino tiene su culmen en la pintura abstracta, la cual abandona completamente la figuración en pro de otros elementos formales más interesante. Pero sin ningún lugar a dudas, el culmen de esta abstracción lo encontramos en la pintura de Jackson Pollock.

No._5,_1948

Durante algunos años pintores abstractos como Mondrian o Kandinsky habían experimentado con la pintura abstracta, en sus composiciones las pinturas se alejaron de las formas tradicionales pero aún conservaron cierto grado de figuración sobre todo en lo referente a las formas geométricas. Jackson Pollock (1912 – 56) es uno de los artistas más innovadores en las vanguardias artísticas del siglo XX, su pintura posee un estilo personal que revolucionó el panorama artístico de su época y ya en vida cosechó una gran fama y éxito gracias a sus composiciones.

La obra que aquí nos ocupa Eco nº 5 es un lienzo de formato vertical pintado por el artista en torno al año 1948. Quizás lo que primero nos llame la atención acerca de las obras de Pollock es la falta de una representación concreta sin embargo hay otros aspectos que también debemos tener en cuenta, en este sentido debemos señalar como el artista plantea una composición sin ningún límite, las manchas de pintura se prolongan hasta los mismos márgenes del lienzo como si la obra fuese parte de un todo aún mayor, y en este sentido así es, ya que el artista primero realiza la obra y después corta la tela del lienzo en el formato que desea.

En este tipo de lienzos la libertad es la premisa que domina la composición de esta manera, el artista sólo con el color –y con una tal ausencia de formas- libera al espectador de cualquier tipo de condicionamiento; por esta misma razón Pollock ni siquiera nombra a los lienzos con un título reconocible sino que tan sólo los numera según el orden con el que fueron creados.

La técnica que utiliza en sus composiciones es el conocido como action painting según la cual el artista arroja pintura de manera espontánea sobre el lienzo como si de una especie de danza ritual se tratase. En realidad nos encontramos con una variante del action painting conocida como dripping según la cual el pintor deja gotear la pintura sobre el lienzo hasta que ésta cubre toda la superficie. La composición final es fruto del azar ya que el artista no sigue ninguna pauta a la hora de arrojar la pintura sobre el soporte, las gotas caen hasta llenarlo todo como si de un horror vacui se tratase.

Categorías: Abstraccionismo, Pintura