Arte

Inicio Pintura, Romanticismo Goethe en la campiña romana según Tischbein

Goethe en la campiña romana según Tischbein

Publicado por A. Cerra

Este cuadro lo realizó el pintor alemán Johann Heinrich Wilhelm Tischbein quien retrató a su compatriota, el escritor Goethe cuando realizó su viaje a Italia, el llamado Grand Tour, a la edad de 37 años.

Goethe en la campiña romana de Tischbein

Desde mediados del siglo XVIII se puso de moda que todos los aristócratas de Europa emprendieran un largo viaje a tierras italianas para conocer los lugares que se consideraban la cuna de nuestra civilización y del arte. Y si bien, muchos de estos potentados se tomaban también este viaje sobre todo como una experiencia de lo más hedonista, había otros personajes que realmente estaban ansiosos por descubrir toda la cultura y el patrimonio italiano.

Desde luego que uno de esos personajes fue el literato Johann Wolfgang von Goethe, autor de obras tan emblemáticas como Fausto o Las desventuras del joven Werther. Relatos que lo convierten el mayor exponente del Romanticismo alemán y uno de los mejores escritores en lengua alemana de toda la historia.

El pintor Tischbein hizo este retrato de él en el año 1787, y lo vemos haciendo un alto en el camino durante su paseo por el entorno de la Via Appia de Roma. El escritor ha hecho una parada, se ha sentado y contempla ese panorama repleto de historia y de elementos clásicos, algo que el pintor marca con la presencia de ruinas al fondo o los relieves y capiteles en ruinas que se ven en primer plano. De hecho, Goethe está sentado sobre unos grandes sillares escuadrados que serían vestigios arqueológicos de algún edificio de la Antigüedad. Así que sentarse sobre ellos tiene un valor simbólico, como indicando que son el apoyo para su arte.

Nada en la imagen es casual, de hecho pintor y escritor la realizaron en Italia y la estudiaron antes de ejecutarla. Ambos se habían conocido en Roma durante el viaje de Goethe, ya que Tischbein residía en Italia al ser el director de la Academia de Nápoles. Y juntos visitaron los alrededores romanos y napolitanos, descubriendo todos esos lugares y charlando mucho sobre cuestiones artísticas y filosóficas.

Lo cierto es que Goethe influyó enormemente en el pensamiento del pintor, por ello en la imagen se deduce un tono de admiración hacia el escritor. Nos lo presenta relajado, con una pose refinada propia de su alta sensibilidad. Lo vemos reflexivo, contemplativo ante la grandeza de la historia, y ¿quién sabe?, quizás imaginando su próxima obra.
De hecho, junto al poeta se ve un relieve en el que se pueden identificar varios personajes clásicos como Ifigenia, Orestes y Pilades. Pues bien, mientras fue pintado en este lienzo, él estaba escribiendo su obra Ifigenia en Táuride.

En la actualidad, el lienzo de Tischbein se expone en el Stadelsches Kunstinstitut de Frakfurt, en Alemania.

Categorías: Pintura, Romanticismo