Arte

Inicio Pintura, Romanticismo La caza del león, Delacroix

La caza del león, Delacroix

Publicado por Laura Prieto Fernández

Fuertemente ligado a la sensibilidad de la estética romántica encontramos la relación entre el hombre y la naturaleza, dicha relación pone de manifiesto la idea de que el hombre resulta ser un ser pequeño e insignificante en comparación con la grandeza de la naturaleza; de esta manera resulta frecuente que en esta época encontremos obras en las que la figura humana se representa de un tamaño muy pequeño en comparación con el entorno natural que la rodea, muestra de ello son algunos de los lienzos del pintor Caspar David Friedrich como Caminante en un mar de niebla o su Arco iris en un paisaje montañoso. No obstante y a la vez que se producía esta influencia de la naturaleza como un medio superior al hombre también encontramos una vertiente romántica en la que el hombre trata de dominar ese ambiente natural del que se rodea.

Eugène_Ferdinand_Victor_Delacroix_022

La obra que aquí analizamos y que lleva por título La caza del león pertenece a esa segunda vertiente en la que el ser humano trata de imponerse al medio natural. Eugène Delacroix (1798 – 1863) es uno de los mejores pintores románticos de todos los tiempos; miembro de una familia acomodada su posición social le permitió contar con una formación artística y el apoyo de su familia. Formado en el taller de Narcisse Guérin estudió a los clásicos en las colecciones del Louvre a la vez que se vio influido por artistas más modernos como Goya. En la década de los treinta viaja al Norte de África un territorio que le hechizará por completo y que posteriormente trasladará a sus lienzos.

La obra que aquí nos ocupa se trata de un óleo sobre lienzo de formato horizontal que mide poco menos de un metro de anchura y algo más de setenta y cinco centímetros de alto. La e Chigapieza que en la actualidad se conserva en el Instituto de Arte de Chicago en USA representa como su propio nombre indica la caza de un león. La temática de la caza de grandes animales había sido muy recurrente en épocas anteriores, así podemos observar una fuerte influencia de otras obras en el lienzo de Delacroix, de hecho parece ser que cuando pintó el cuadro el artista pudo tomar como referencia una obra de Rubens titulada La Caza del hipopótamo.

En un paisaje natural en el que se entremezcla el mar azul oscuro con las dunas doradas de arena encontramos a un grupo de hombres que luchan contra el fiero animal, algunos de ellos –dos hombres árabes concretamente- han caído en la lucha mientras que el resto continúa la batalla contra el león en un movimiento circular. La pincelada es cargada y muy pastosa, aplicada de manera rápida otorgándole a la obra un aspecto de non finito.

Categorías: Pintura, Romanticismo