Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Madonna del Pez, Rafael

Madonna del Pez, Rafael

Publicado por Laura Prieto Fernández

La conocida como Virgen del Pez cuyo verdadero nombre es la Sagrada Familia con Rafael, Tobías y San Jerónimo es una de las obras más destacadas del artista del Renacimiento Italiano Rafael de Sanzio. Rafael es mundialmente conocido por sus composiciones de Madonas y las Sagradas Familias, es precisamente aquí, en sus lienzos religiosos donde la pintura de este gran artista se muestra más grácil, elegante y poderosa a la vez que la fuerza de sus pinceles trasmiten al espectador una pasión conmovedora. Rafael (1483 – 1520) forma parte de la gran triada renacentista junto con Miguel Ángel y Leonardo da Vinci, juntos los tres artistas ejecutaron las obras más destacadas de esta época.

artepinturalavirgendelpez


Rafael nació en la ciudad de Urbino, lo cual explica que en numerosas ocasiones sea conocido como Rafael de Urbino y no de Sanzio. Nació en el seno de una familia de artistas, su padre fue un pintor de segunda fila, y sin embargo no pudo formarse en el taller familiar ya que con tan sólo cinco años el artista quedó huérfano de padre y madre. Desde entonces Rafael se formó en algunos de los talleres de la ciudad donde ya era admirado como un niño prodigio y con tan solo veinticinco años recibió uno de los encargos más destacados y que le daría la fama, La decoración de las Estancias Vaticanas. Pero Rafael no sólo trabajó la pintura, también fue arquitecto y teórico. Falleció con tan sólo treinta y siete años y sin embargo nos legó una amplia producción artística de la que gran parte de su obra pertenece sin lugar a dudas a su taller.

En esta ocasión nos encontramos precisamente ante una de esas obras que si bien se atribuye a Rafael, en ella también se hace presente la mano de sus colaboradores. De hecho se han encontrado algunos dibujos preparatorios para este lienzo que en la actualidad se conservan en la Galería de los Uffizi de Florencia o en La National Gallery de Escocia.

De hecho se piensa que en realidad el artista lo que plantearía sería la composición global del lienzo y las figuras de San Jerónimo y la Virgen, mientras el arcángel Rafael, San Tobías y sobre todo el modesto león serían realizados por el taller del artista. De esta manera el artista nos presenta una Sacra Conversacione, es decir, una escena en la que aparece la Virgen María sosteniendo al niño Jesús en brazos mientras dialoga con otros santos o ángeles. En esta ocasión encontramos a San Jerónimos en el lado izquierdo del trono con una versión de la Biblia Vulgata que él mismo realizó y en sus pies el león que domesticó durante destierro. Mientras, a la derecha del trono encontramos al arcángel Rafael introduciendo a San Tobías ante Jesús y su Madre. Éste lleva de la mano un pez colgando en alusión al milagro de su padre pero también un símbolo de Jesús como pescador de hombres.

En la actualidad el lienzo se encuentra expuesto en el Museo del Prado de Madrid tras ser adquirido por el virrey de Nápoles para el monarca Felipe IV de la Casa de los Austrias.

Categorías: Pintura, Renacimiento