Arte

Inicio Pintura, Renacimiento El milagro de Eusebio de Cremona de Rafael

El milagro de Eusebio de Cremona de Rafael

Publicado por A. Cerra

Esta pequeña pintura (26 x 44 cm) formaba parte de un conjunto más amplio que realizó Rafael entre los años 1502 y 1503. Era un gran retablo con el tema de la Crucifixión que pintó para la Capilla Gavari de San Domenico de Cittá di Castello. Y esta tabla hoy se conserva en el Museo de Arte Antiguo de Lisboa.

Milagro de San Eusebio de Cremona

Precisamente fue en Cittá di Castello donde Rafael apareció ya como un maestro en el panorama artístico del Renacimiento, tras unos años previos formándose con su padre Giovanni Sanzio. Allí fue donde recibió su primer gran encargo que fue este retablo, del que aquí os mostramos la tabla con la escena en la que Eusebio de Cremona resucita a tres muertos.
No obstante, la tabla principal de aquel retablo era una Crucifixión que hoy se ve en la National Gallery de Londres.

Si nos fijamos en la tabla se puede apreciar que Rafael ya es un maestro, pero todavía no es el genio indiscutible en que se convertirá en las décadas siguientes con obras tan únicas como los frescos que hizo para las estancias del Vaticano o sus célebres Madonnas.

Aquí todavía se nos muestra como un pintor con una fuerte influencia de otros artistas, y en especial de El Perugino, un artista de impactantes pinturas de temática religiosa como su Piedad o el Cristo saliendo del sepulcro.

En fin que esta tabla, y otras que se conservan del retablo de Cittá del Castello no son las obras más famosas, ni las mejores de Rafael, pero es cierto que son muy interesantes para ver como evolucionó en pocos años el arte de uno de los más grandes artistas del Renacimiento italiano, que en pocos años ya estaba trabajando para el Papa y las familias más poderosas, y que se le conocía con el grandilocuente apodo de El Divino. Y eso no era fácil ya que fue contemporáneo y rival artístico ni más ni menos que de gente como Miguel Ángel o Leonardo da Vinci.

Categorías: Pintura, Renacimiento