Arte

Inicio Arquitectura, Barroca Iglesia de Nuestra Señora de Dresde

Iglesia de Nuestra Señora de Dresde

Publicado por Laura Prieto Fernández

La iglesia de Nuestra Señora de Dresde, Frauenkirche, ha sido uno de los templos más importantes de toda Europa, construida en época barroca el templo fue destruido por completo durante la II Guerra Mundial. Las ruinas del templo se preservaron como recuerdo de la horrible guerra hasta la 1994 cuando comenzó su reconstrucción.

dresden

La iglesia barroca se construyó en el mismo solar donde se levantaba una pequeña iglesia románica en la zona protestante de la ciudad. En el siglo XVII el Ayuntamiento de Desde decidió remodelar la antigua iglesia románica y encargó el proyecto al arquitecto George Bähr. Su importancia viene abalada por sus imponentes dimensiones, el templo tenía la cúpula más alta de todos los templos de Europa, además la Frauenkirche era la única iglesia de estilo barroco destinada al culto protestante.

La planta presentaba una síntesis de formas cuadrangulares y circulares; Bähr diseñó una planta centralizada cuadrada con el coro semicircular en uno de sus laterales rompiendo así la armonía de la construcción. En las esquinas del cuadrado inmensos torreones hacían las veces de contrafuertes actuando como elementos sustentantes.

No obstante la cúpula que cubría el espacio central era lo más significativo de toda la construcción, construida en piedra su peso era soportado por ocho gruesos pilares que se disponían en forma de cruz. Al interior la cúpula seguía los esquemas tradicionales mientras que al exterior adquiría una forma cóncava que se asemejaba con una campana; durante mucho tiempo la iglesia de Nuestra Señora fue conocida La Campana de piedra. La cúpula estaba rematada por una linterna de formas clasicistas que arrancaba a una altura de sesenta y dos metros. El resto del templo presentaba un doble sistema de abovedamiento que actuaba como una caja de resonancia logrando una majestuosa acústica.

La importancia de la Iglesia de Nuestra Señora no es solamente arquitectónica, Durante la Segunda Guerra Mundial la aviación británica y estadounidense bombardeó la ciudad acabando casi por completo con su monumento insignia, lo destrozos fueron de tal magnitud que los escombros de la iglesia alcanzaron una altura de catorce metros. Sus ruinas se convirtieron en insignia de la ciudad y recuerdo de la terrible contienda.

Los trabajos de reconstrucción comenzaron en 1994 y en ellos se descubrió tumba del maestro constructor en los sótanos de la catedral. La imponente obra de reconstrucción fue sufragada casi por completo gracias a los donativos de los feligreses. En los trabajos se intentó seguir los modelos originales tanto en estructura como en la decoración; se reconstruyó el primitivo altar de Johann Christian Feige y el órgano que ocupaba la parte del coro. En el remate de la cúpula se colocó la antigua cruz barroca que aún hoy se puede ver dañada por los bombardeos al lado de una nueva cruz realizada por un orfebre londinense hijo de un piloto de aviación que luchó en la guerra. Así la iglesia de Nuestra Señora o Frauenkirche se reconstruyó con la idea de ser un símbolo de conciliación entre el hombre y las distintas naciones.

Categorías: Arquitectura, Barroca